Los controles en carretera como medida de lucha contra la siniestralidad

Cómo funcionan los controles en carretera

Todos los que cogen el coche con una relativa frecuencia, especialmente si es de noche, están acostumbrados a ver controles en carretera. Su finalidad, dice la DGT, es reducir la siniestralidad.

Uno de los instrumentos más eficaces en la lucha contra la siniestralidad es la vigilancia, regulación y control que realiza la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en carretera. En las ciudades, eso sí, los responsables son los policías locales.

Así, estudian los comportamientos de mayor influencia sobre la seguridad vial. Para mejorar su eficacia y, a la vez, reforzar su carácter preventivo, la DGT ha fijado las líneas básicas de cómo deben ser estos controles en carretera.

Cómo y dónde están los controles en carretera

Sobre cómo y dónde establecer los controles en carretera, se ha puesto en primer lugar velar “siempre de la seguridad de los agentes, adoptando las medidas de seguridad más adecuadas” y que se realicen “de forma visible para reforzar su carácter preventivo”.

También, “se aplicará en valor 70-30 para la vigilancia de vías convencionales y de doble calzada”, intensificando la vigilancia “en las horas y días en las que registre mayor accidentabilidad grave en cada zona”.

Para incrementar la eficacia, los controles en carretera serán combinados (drogas, alcohol, velocidad, cinturón…). Se denunciarán todas las infracciones y, en lo posible, se notificarán en el acto.

Así son los controles en carretera

– Se realizarán, a lo largo de una jornada, en varias ubicaciones, evitando los de larga duración.

– Cubrirán todas las franjas horarias, días laborables y festivos.

– En general, en tramos de limitaciones de velocidad genéricas. En los que exista una limitación específica, nunca se instalarán próximos a la señal de prohibición, dejando espacio suficiente para que el usuario adapte la velocidad a la nueva exigencia.

– En vías de alta capacidad se priorizará el uso de vehículos no uniformados dotados de cinemómetro dinámico o de modelos portátiles en coches uniformados en emplazamientos laterales o elevados seguros.

– La notificación se efectuará, como norma general, en el acto.

– Los controles en carretera se instalarán preferentemente en tramos con tasas de accidentalidad y lesividad relevantes y donde la velocidad excesiva esté presente.

– Si el control está destinado a evitar excesos de velocidad en general, el medio o vehículo no estará oculto, para reforzar el efecto preventivo, dando publicidad previa al control.

– Si se destina a evitar grandes excesos de velocidad (selectivos) los medios y vehículos podrán ubicarse de manera discreta y no señalizados, se cumplirá con rigor la notificación en el acto y, como excepción, el umbral de captura se fijará, como mínimo, a partir de la detracción de puntos.

Cuántos controles se hacen

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, en las carreteras y en todo el territorio (excepto País Vasco y Cataluña, que tienen las competencias sobre tráfico transferidas), controló la velocidad en 2016 de 23.352.199 vehículos, denunciando al 4.8% (1,1 millones de vehículos).

También realizó 4.356.921 controles preventivos de alcoholemia (de los que resultó positivo el 1,4%) a los que habría que sumar 124.937 en casos de accidentes (4,5% positivos) y 589.407 por infracciones a la Ley de Tráfico (0,8% positivos).

Por último, realizó 58.229 controles preventivos de drogas (38,6% fueron positivos), 3.622 por infracciones a la Ley de Tráfico (62,6% positivos) y 3.318, por accidentes de tráfico (27,6% positivos)

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

La Guardia Civil me da el alto. ¿Qué hago?

Segunda prueba de alcoholemia: ¿Puedo negarme?

No habrá multas por drogas sin pruebas posteriores de laboratorio

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×