Cuándo pueden inmovilizar el vehículo

¿Pueden inmovilizar mi vehículo?

Nunca es plato de buen gusto. Si quieres evitar que te puedan inmovilizar el vehículo, mejor evita estas situaciones. No sólo tendrás una buena multa sino que, además, no podrás seguir conduciendo.

Ni un niño sin sillita. Si las autoridades advierten que un niño está viajando sin el sistema de retención adecuado a su talla, podrá inmovilizar el vehículo.

Mejor 0.0. Un positivo en alcoholemia es una situación en la que, evidentemente, nos van a inmovilizar el coche.

Y es que según el artículo 25 del Código de Circulación, el agente podría proceder a la inmediata inmovilización del vehículo a no ser que pueda hacerse cargo de su conducción “otra persona debidamente habilitada”. La consecuencia puede ser igual si el conductor se niega a someterse a las pruebas.

Positivo en drogas. Exactamente igual que con las pruebas de alcoholemia, un positivo en drogas también puede dejarnos sin conducir. Lo mismo ocurriría si el conductor se negase a someterse a las pruebas.

En moto y sin casco. Si el conductor o el pasajero de una moto o ciclomotor no tiene casco, no podrá seguir conduciendo y se inmovilizará el vehículo. Esta situación, en cambio, no es igual si se trata de una bicicleta.

Exceso tiempos de conducción. Si un conductor profesional no cumpliese con los tiempos adecuados de conducción y descanso, también le podrían inmovilizar el vehículo.

Deficiencias en el vehículo

Sin permiso de circulación. Un vehículo no puede ciruclar sin la autorización administrativa correspondiente.

Vehículo sin seguro. También podrían inmovilizar un vehículo si este no tuviese el seguro en regla.

También conviene recordar que las multas son muy cuantiosas, y ni siquiera hace falta estar circulando. Aunque el vehículo esté estacionado, también habrá multa si no tiene seguro.

Vehículo con graves deficiencias. Cualquier anomalía que suponga un riesgo especialmente grave para los demás será motivo suficiente para inmovilizar un vehículo. Así, por ejemplo, no disponer de faros, de sistema de frenado o no haber superado la ITV serían suficientemente graves.

Emisiones. Si un vehículo supera los niveles de gases, humos o ruidos.

Esta situación, no obstante, es menos común. Y es que no existen muchos controles de este tipo.

Un vehículo sobrecargado no podrá seguir circulando. Cuando exista una ocupación superior al 50% del número de plazas autorizadas, excluida la del conductor; es decir, si en un turismo habilitado para 5 plazas viajan 8 o más.

Dispositivos de control manipulados. Si hay indicios de que los instrumentos de control pueden haber sido manipulados (los tacógrafos, por ejemplo).

Sistemas antirradares. Si las autoridades comprueban que el vehículo tiene mecanismos encaminados a eludir los sistemas de medición de velocidad o detectarlos, también podrán inmovilizarlo.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Cómo se hace un control de drogas

Sistemas de retención infantil: cuestión de seguridad

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×