Las cámaras que utiliza el Ayuntamiento de Madrid como prueba a la hora de imponer multas de tráfico violan el principio de presunción de inocencia si la eventual sanción no va acompañada del correspondiente documento que demuestre la fiabilidad del dispositivo fotográfico en cuestión.

El equipo de abogados de Multayuda, encargado de la Gestión y Tramitación de Sanciones de Tráfico del Gabinete Pyramid Consulting, acumula numerosos éxitos en donde los jueces estiman los recursos presentados cuando las sanciones impuestas por el Ayuntamiento de Madrid se hacen mediante cámaras. Tanto las que se ubican en los semáforos para multar a quienes los rebasen en fase roja, como las ubicadas en las zonas de circulación restringida (el Barrio de Las Letras, por ejemplo), vulneran el principio de presunción de inocencia que asiste a todo administrado, dado que la denuncia del agente se apoya en medios que no cumplen con la normativa vigente.

Las calles de Madrid están plagadas de cámaras fotográficas que detectan infracciones en materia de tráfico y seguridad vial. En las denuncias impuestas por acceder a zonas de circulación restringida no hay ningún documento que demuestre la fiabilidad del instrumento de captación “y que permita enlazar con la presunción de veracidad del agente denunciante. En este estado de cosas lo que el agente presume que ha pasado es solo un mero indicio y su actuación está desprovista de la presunción de veracidad en relación directa con la conexión entre la infracción y lo captado. Ni lo ve ni puede entenderse que haya sido captado por un instrumento que no admita manipulación o que pase controles que aseguren su regular funcionamiento del instrumento en cuestión”.

Las condenas a costas impuesta por los juzgados a la Administración por sancionar cuando no se puede demostrar que los instrumentos son aptos para estos efectos vienen dada por la arbitrariedad en la gestión, que no es corregida ni parece que haya intención de ello por parte del ayuntamiento. Estas cámaras no pueden establecer el momento exacto de la foto por lo que se vulneran continuamente los derechos de los conductores.

Desde Pyramid Consulting se quiere llamar la atención de los conductores y aconsejarles recurrir siempre las sanciones acudiendo a un equipo de abogados experto que sepa dirigir nuestros pasos de la mejor manera. Determinados recursos pueden tardar en ganarse un tiempo, un año aproximadamente, pero eso es mejor que pagar la multa económica y asumir la pérdida de puntos algo que siempre es más perjudicial que presentar ante los tribunales el recurso y éstos nos den la razón, especialmente si estamos ante un sistema que ofrece dudas en cuanto a su funcionamiento y que cumple más una misión recaudatoria que de salvaguarda.

Medios que se han hecho eco de nuestra noticia:

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×