Los límites son muy relativos y muchos opinan que están para saltárselos, por ello desde la Dirección General de Tráfico (DGT), se han puesto especialmente combativos para que el alcohol al volante sea ya algo del pasado. Y con ese objetivo se están planteando rebajar a cero la tasa de alcoholemia para que de esta forma ya no se conciba de ninguna manera como posibilidad el beber una sola gota de alcohol cuando se coge el coche.

De esta forma no se descarta la posibilidad de adoptar con el alcohol el mismo criterio que con las drogas: tolerancia cero, dado que según manifestó María Seguí, directora de la institución, el alcohol ya sea en poca medida, desde el primer sorbo, comienza a restar facultades que afectan siempre a la conducción. Por ello esta idea que planea y que puede sustituir en un futuro a lo que en la actualidad permite el código de circulación, 0,5 gramos por litro de sangre ó a 0,25 miligramos por litro de aire espirado, radicalmente quede en cero.

El 38% de los jóvenes admiten consumir alcohol al volante

Esto viene apoyado en que aunque se ha sentado y generalizado una conciencia de que es imposible la combinación de beber y conducir, todavía un 38% de los jóvenes admiten ingerir alcohol cuando cogen el coche. Un porcentaje que no calma la preocupación de la causa que más propicia accidentes de tráfico entre la población menor de 30 años, que coincidiendo con la operación 1º de agosto se ha puesto de nuevo en el candelero.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×