El hecho de que nos llegue una multa siempre nos supone un contratiempo, además de por qué negarlo, de rabia porque por unos minutos o escasos segundos se nos ha ‘pillado in fraganti’ cometiendo algo que no debíamos de hacer. Pero la historia se hace más sangrante cuando estas multas están rozando el límite de lo surreal y además de causarnos el fastidio propio se convierten en las risas de nuestros compañeros o amigos que ven la situación más cercana al Club de la Comedia que a una cuestión legal. He aquí una pequeña muestra que podéis compartir con nosotros si habéis vivido algo similar. ¡Esperamos respuestas!

1. Multado por tener colgado un tirachinas en el retrovisor
Desde luego que un recuerdo con valor sentimental puede resultar caro y sino que se lo pregunten a un conductor de A Coruña que fue multado con 300€ cuando conducía el coche de su novia, por llevar colgado un tirachinas del retrovisor. Como no incumplía ninguna norma de tráfico, y la documentación del coche estaba toda en regla, las autoridades locales le pusieron una multa por tenencia ilícita de armas y requisaron el juguete de madera, ante el disgusto del joven, ya que éste lo había elaborado su abuelo hacía más de 23 años.

2. Multada por ir a 750km/h en un Mini Cooper
Éste puede suponer el mejor ejemplo en lo que a multas surreales se refiere y que seguramente nos crispen más si hemos tenido una mínima ocasión de comprobar. Pero la protagonista de este episodio fue multada por aproximarse más a la velocidad de la luz que a lo que un coche normal respecta.

3. Multado por rascarse la oreja
La aparición de los teléfonos móviles tiene en vilo a los policías dado que es el mejor argumento para plantar una multa. Y así le sucedió a un abogado en Madrid que precisamente fue multado por ir hablando mientras conducía. Sin embargo él afirmó que se estaba rascando la oreja y así pudo demostrarlo enseñando el pertinente registro de llamadas del móvil a las autoridades. No obstante no le valió de mucho, debido a que se le multó con 60 euros por “conducir y sostener permanentemente la oreja con la mano derecha”.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×