Se tenía mucha expectación y como tal, no ha defraudado. Después de varias semanas de escaparate para los coches de segunda mano, el Salón del Vehículo de Ocasión de Madrid ha cerrado sus puertas y lo ha hecho con la cabeza bien alta. El resultado se traduce en 1.610 automóviles vendidos lo que supone un incremento del 20% en comparación con las cifras correspondientes a la edición de 2011.

Unos datos muy orientativos que demuestran cómo en tiempos de crisis la gente prefiere invertir en coches de segunda mano que aportan comodidad en los desplazamientos a un mejor precio. Del mismo modo y como se insistía desde el Salón del Vehículo de Ocasión, dichos coches estaban completamente revisados por la consultora independiente Atisae, lo que ha logrado disipar las dudas entre eso usuarios más temerosos a realizar la compra de estos vehículos.

Asimismo y volviendo a la cifra de 1.610 vehículos vendidos al cierre del certamen, también habrá que sumar las operaciones transferidas a concesionarios y compraventas, que se materializarán en las dos próximas semanas. Ifema ha cumplido y el Salón un año más consagra su posición.
 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×