Unas rayas  blancas pintadas en la carretera que sirven de seguridad para los peatones puede que tengan también la solución para que los motoristas puedan circular más seguro. Los conocidos como pasos de cebra o de peatones se han puesto en el candelero ante una proposición no de ley que ha presentado recientemente el Partido Popular en el Congreso de los Diputados.

La idea consiste en que se deje de pintar una de las franjas de cada paso para peatones para evitar que los motoristas pierdan adherencia al pasar sobre la pintura vial. Y al encontrarnos en tiempos de crisis y hacer gala de la austeridad resulta más barato eliminar una franja que darle una capa de pintura antideslizante a todas las marcas de este tipo en todo el territorio nacional.

Sin embargo lo difícil de esta idea es la manera concreta en la que se puede llevar a la práctica dado que hay excepciones y que el método puede salir más caro que en sí el remedio a conseguir. Y nos llegan con esto una serie de preguntas a la cabeza, difíciles todavía de responder, como si ¿se usará un raspado para eliminar las franjas sobrantes? o ¿las repintarán de color negro para salir del paso? y ¿qué pasará cuando ésta se gaste?. Sólo el tiempo nos confirmará si las cebras se extinguen hacia un mejor fin.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×