Las tecnologías no siempre actúan en beneficio de las personas. Esto es lo que sucedería con la matrícula electrónica que no dejará escapatoria posible, porque todos los datos estarán a merced de la Administración tanto en materia de multas como de pago del seguro, revisiones de ITV, entre otros puntos.

La matrícula electrónica es un proyecto que todavía está en pruebas y que debemos su origen a los estudios que se están llevando en California para que en un futuro sea una realidad. La gran novedad de este distintivo delator, es que cuenta con una tecnología que permitirá intercambiar todo tipo de información relacionada con el vehículo y se tiene previsto que también tenga funciones comerciales como inserción de publicidad.

Algo tal vez demasiado ambicioso que aunque técnicamente parezca que está cada vez más cerca, supondría de ser una realidad, múltiples cambios respecto a leyes que determinan lo que tiene que venir en la placa de matrícula de un coche, así como todo lo relacionado con la Protección de Datos.

Por ello aunque todavía encogidos por el susto de llevar prácticamente en la frente todos nuestros datos y pecados en la carretera bien visibles a tráves de esta matrícula chivata, todavía parece que aunque cerca, no será una realidad tan inmediata. Esta placa electrónica podría ser un buen aliado en la tarea de recaudar y con lo que tenemos en la actualidad no hacen falta más ayudas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×