La justicia es gratuita y para todos. Eso dice la ley, sin embargo en la práctica dista mucho esto de la realidad. La novedad que nos encontramos ahora, es que las tasas judiciales incrementarán su precio por decisión de Gallardón a principios de 2013 para desgracia de los conductores que en ocasiones se ven en la necesidad de contar con estos servicios a la hora de recurrir multas de tráfico entre otras posibles situaciones.

Esta novedad en la legislatura ha hecho que salten todas las alarmas al verse los ciudadanos completamente vulnerables ante un sistema que ‘se supone’ que vela por sus derechos pero que una vez más se muestra distante y lejano de lo que de verdad interesa a los ciudadanos. Ahora le toca el turno a los que reciban multas y no estén conformes o por algún fallo de la administración vean necesario recurrir a la justicia y después de su experiencia sientan  que es peor el remedio que la enfermedad. Esto se debe a que el incremento más que considerable de las tasas con respecto a las actualmente existentes, seguramente que disuada a muchos de meterse en cualquier procedimiento judicial y traguen pagado la cantidad correspondiente.

Subida con efecto disuasorio

Un efecto disuasorio bastante evidente si se tiene en cuenta que en el caso de una multa de tráfico de 100 euros puede implicar para el supuesto infractor un pago de 200 euros en tasas judiciales. Una situación que evitaría pleitos por el hecho de no gastar más y que silenciaría las voces que se elevan en multitud de ocasiones contra las injusticias. Por eso desde la Abogacía Española están trabajando en una enmienda al proyecto de ley de tasas judiciales para proteger lo que consideran “un ataque al derecho fundamental a la Defensa de cualquier ciudadano, imprescindible en un Estado de Derecho”.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×