La Dirección General de Tráfico del País Vasco va a dar un giro de 180º a la política de denuncias de tráfico a extranjeros: a partir de ahora las multas sí llegarán a los domicilios de los foráneos que circulen por dicha comunidad y que cometan una infracción de tráfico. Tráfico obtendrá los datos de titularidad y gracias a ello podrán enviar las multas a los infractores, y se podrá hacer en distintos idiomas: inglés, francés, alemán, español, italiano, portugués y holandés.

Esta iniciativa se ha puesto en marcha después de conocer una serie de datos un tanto preocupantes: entre junio de 2011 y febrero de 2012 se detectaron más de 46.500 vehículos con matrícula no española que superaban la velocidad permitida, según leemos en EiTB, lo que implica casi un 35% de los que superaron la velocidad permitida.

No es solo algo que se vaya a llevar a cabo en el País Vasco; Palma de Mallorca está diseñando un sistema de notificación similar. El objetivo, que nadie se quede sin pagar su multa.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×