La DGT ha iniciado esta semana una campaña de vigilancia centrada en controlar el exceso de velocidad. Te enseñamos como defenderte legalmente de las multas por exceso de velocidad

¿Multas por exceso de velocidad: cómo podemos defendernos en caso de recibir una?

Foto: DGT

La Dirección General de Tráfico puso en marcha en abril de este año 2023 una campaña específica de vigilancia centrada en controlar la velocidad. Es una campaña muy loable en cuanto se enfoque a controlar tramos de riesgo y disuadir conductas temerarias con el fin de reducir la siniestralidad.

Los conductores tenemos todo el derecho del mundo a recurrir las multas por exceso de velocidad

No obstante, este celo en el control de la velocidad también puede desembocar en que conductores prudentes se encuentren con una sanción que, además de herir su orgullo y su bolsillo, les deje una sensación de impotencia e injusticia.

Porque cuando se recibe una multa cabe pensar, yo he cometido un error, pero

¿Ha hecho todo bien la Administración?

¿Cómo puedo saberlo?

¿Cómo puedo recurrir una multa?

Antes de continuar leyendo, si tienes alguna duda sobre una multa de velocidad, déjanos  tus datos y te asesoramos sin compromiso. 

A la hora de plantearse recurrir una multa de velocidad, hay varios puntos a tener en cuenta

Uno es el margen de error del radar, recogido en la norma estatal ICT 155/2020. En función del tipo de radar de que se trate, fijo o móvil, hay que restar un porcentaje a la velocidad registrada.

Por ejemplo, si me llega una multa por circular a 127 km por hora en una vía limitada a 120 km/h, la falta de aplicación del margen de error a la velocidad denunciada, podría conllevar la inexistencia de infracción.

 

¿El radar que nos ha multado ha pasado todas las revisiones y tiene sus certificados en vigor?

Por otro lado, habrá que examinar si el propio radar y el soporte en que se aloja han pasado las revisiones obligatorias y tienen sus certificados en vigor.

Muchos organismos no envían información respecto a estos elementos, lo que debe encender nuestras alarmas cuando somos sancionados.

 

Un elemento determinante para la correcta emisión de la sanción es la fotografía de la infracción

Además de verificar que haya dos fotografías del vehículo en diferentes instantes, y no una mera ampliación del mismo fotograma, debemos fijarnos en si la imagen permite identificar indubitadamente el vehículo.

Y esto no debería extrañarnos, puesto que en denuncias que se basan en una imagen, esta debe ser lo bastante nítida no solo como para apreciar la matrícula, sino también como para reconocer el vehículo denunciado.

Dicho de otra manera, la imagen debe proveer cierto contexto, no basta con que nos envíen una fotografía en la que lo único que se aprecia es la matrícula de nuestro vehículo.

La señalización de la vía es otro elemento fundamental para recurrir una multa por exceso de velocidad

Y cuando hablamos de multas por exceso de velocidad, no todo es radar y fotografías. Otro capítulo importante lo constituye la señalización de la vía.

Todos sabemos que en una autovía no podemos circular a más de 120 km/h, pero cuando nos enfrentamos a denuncias por no respetar límites específicos de velocidad, hay que verificar que ese límite específico existía y estaba correctamente señalizado en el momento de la denuncia.

Nuestro mejor consejo; recurrir siempre las multas por exceso de velocidad, las posibilidades de éxito son muy elevadas

En resumen, todos queremos más seguridad en nuestras carreteras, pero también queremos que la potestad sancionadora se ejerza con todas las garantías. Desde Pyramid Consulting trabajamos desde hace 30 años en este camino y ponemos nuestra experiencia al servicio de todos los conductores.

 

Rosa Moral Conde

Abogada

Departamento Jurídico

 

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

¡Mucho cuidado! ¡Los márgenes de los radares de la DGT han bajado!

¡Todo el arsenal de la DGT vigilará esta semana los excesos de velocidad!

¡La DGT acusada por la Guardia Civil de afán recaudatorio!