Muchas son las noticias que indican que en estos últimos tiempos los agentes están sometidos a fuertes presiones para alcanzar un cupo de multas que son determinantes a la hora de evaluar su productividad. Sin embargo ahora es el Gobierno el que niega el afán recaudatorio de los agentes por conservar sus complementos.

De esta manera el Gobierno contundente, daba su respuesta a una petición de un diputado del PSOE por Soria Félix Lavilla que abría de nuevo el debate acerca de las presiones que dicen sufrir los agentes para mantener sus complementos salariales. Según la denuncia pública que llevó la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), este colectivo debía de presentar 50 denuncias al mes para tener opción a cobrar el citado complemento salarial.

Un cupo que determina que la productividad se mide en función del número de multas impuestas, frente a otro tipo de actividades, que ahora el Gobierno ha negado. La respuesta del ejecutivo no sólo hace referencias a los agentes de tráfico, sino también a los guardias civiles de cualquier especialidad, indicando que en ningún caso se les exige “la formulación de cincuenta denuncias para poder cobrar complemento de productividad”, tal como queda reflejado en su respuesta.

Este debate polémico en el que ahora se ha desmarcado el propio Gobierno, comenzó hace meses con las declaraciones de unos agentes en Andalucía que afirmaban sufrir presiones para recaudar dinero a base de multas de los conductores. Ante esta revelación, primero fue Tráfico quien respondió negativamente aunque la AUGC sigue manteniéndose firme en la defensa de los agentes obligados a mantener un afán recaudatorio para no perder sus prestaciones.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×