El-miedo-a-conducir-se-agrava-en-nuestras-carreteras

Según un último estudio uno de cada cinco conductores españoles entran en pánico al ponerse delante del volante. Un miedo que durante estos años se está viendo generalizado y que responde a nuevas consecuencias derivadas de la crisis económica.

Todo forma parte de la misma cadena, es por ello que si alguna parte de ésta falla o experimenta cambios, afectará al resto de los componentes. Esto es la conclusión que se saca de que cada vez se tenga más miedo a conducir por nuestras carreteras. Esta fobia conocida como amaxofobia se ha convertido en un reclamo para las autoescuelas que con clases de reciclaje intentan que se pierda el miedo y la ansiedad que les produce subirse para dirigir un vehículo a su destino, aunque no siempre logran ese cometido.

En muchos casos el miedo es tan fuerte que incluso se llega al punto de rechazar trabajos si estos exigen la movilidad en coche particular, necesitando ponerse en manos de psicólogos para tratar de reestructurar los pensamientos erróneos  que llevan a relacionar la conducción con la falta de control, desprotección y seguridad de quienes padecen este trastorno.

El elevado mantenimiento de un coche

En otras ocasiones el miedo no surge desde el principio, sino que se va interiorizando ante la falta de práctica motivada por diferentes razones: desplazamientos por ciudad en transporte público, no contar con vehículo propio, la comodidad de que otros conduzcan por ti, el coste de mantener un vehículo y principalmente la inseguridad que se asienta y crece por haber estado mucho tiempo sin conducir.

Todo ello enmarcado en un contexto de crisis económica donde se ha buscado minimizar gastos y también con ello clases de autoescuelas e incluso al propio personal que examina, generando un problema cada vez más grave en el sector. La pérdida de interés de los jóvenes que ya no ven una prioridad el sacarse el carnet porque no contarán con vehículo de manera inmediata, es el fiel reflejo de que no sólo el miedo y sí mucho el factor económico, tiene peso para el aumento de las clases de reciclaje y también para que las cifras de los que no conducen aumenten vertiginosamente.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×