Por si tuvieran pocos quebraderos de cabeza encima, la infanta Elena sin quererlo suma uno más a los problemas de la Familia Real. Un error de trámite casi le cuesta directamente  una multa de tráfico por no llevar los papeles en regla, en concreto no contar con el seguro pagado, no de su coche, sino de su ¡¡tractor!!

Como deben de estar las cosas en la Casa Real, cuando los integrantes de su familia cambian sus vehículos de alta gama o los coches oficiales, por rústicos tractores. Éste sería el caso de la infanta Elena que cansada de ciertos privilegios ha decidido pasarse a una vida más campechana, con tractor incluido en el pack, aunque ella esté en toda esta guisa sin saberlo…

Una historia que resulta divertida pero que obviamente tiene una explicación mucho más racional, alejada de la bucólica vida en el campo. Todo se debe y parte de un error a la hora de tomar los datos en un control rutinario de documentación de la Guardia Civil en la carretera que va de Simancas a Velilla en la provincia de Valladolid. Esta cotidiana acción casi le cuesta una multa a la mismísima infanta Elena motivada por no tener los papeles en regla del vehículo parado, que en cuestión era un tractor.

En todo este entramado que detalla e informa el diario vallisoletano, El Día de Valladolid, hay ciertos puntos que requieren una explicación extensa para poder comprender el sentido de la multa de tráfico y más aún, el hecho de que la infanta tenga en su propiedad un tractor no amarillo precisamente, sino sin papeles en regla.

Al solicitar los documentos del vehículo, repetimos que se trataba de un tractor, y descubrir que no contaba con un seguro en vigor, los agentes comenzaron a rellenar los datos de la multa. Apoyados en la ‘más alta tecnología’, un dispositivo telemático, introdujeron el DNI del conductor que empezaba por 12 aunque por un pequeño debate generado de si era necesario o no, el número identificativo no terminó nunca de ponerse y esta cifra de 12 quedó registrada como la identificación del infractor.

Llegados a este punto, faltaría por indicar que en este error de trámite reside la responsabilidad de implicar a la infanta Elena en esta multa de tráfico, dado que su DNI es 12, ya que los números de identificación personal reservados para la Familia Real van del 10 al 99, siendo el 10 el rey Juan Carlos y el 11 el de la reina Sofía. Un susto que se subsanó antes de que la sanción llegase al piso madrilleño de Elena de Borbón que le podría haber salido entre los 601 y los 3.005 euros, la multa correspondiente por circular sin seguro.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×