Cómo recurrir una multa de tráfico

como recurrir una multa de traficoSi te han puesto una multa, seguramente ni estarás de acuerdo ni te apetecerá abonar el pago de la sanción que te acaban de poner. Pese a que el agente que denuncia la infracción tiene presunción de veracidad, el hecho de que hayas recibido una multa no significa que hayas infringido la Normativa de Tráfico.

Y es que en muchas ocasiones por desconocimiento, por evitar problemas o por acogerse al descuento por pronto pago, la gente tiende a abonarla. Sin embargo, recurrir una multa no es tan complicado como parece, y además de tus argumentos, existen otras razones formales que pueden servirte para evitar la sanción.

Desde Pyramid Consulting, empresa especializada en recurso de multas, queremos descubrirte las claves que necesitas saber para recurrir sanciones de tráfico con éxito.

Para recurrir una multa con éxito es necesario saber cómo es el proceso del recurso, la Ley de Tráfico y las normas de circulación. Conocer toda esta información será de vital de importancia para que nuestro recurso prospere y consigamos librarnos de la multa.

Pese a que lo ideal sería que todos los conductores aplicásemos cada una de las normas del código de circulación, la realidad es muy diferente. La velocidad, la dificultad de encontrar aparcamiento o el estrés que produce la congestión del tráfico de la ciudad hace que, en muchas ocasiones, infrinjamos las leyes viales arriesgándonos a recibir una multa.

Más allá de si consideramos la multa justa o injusta, tenemos el derecho de presentar un recurso que anule la sanción. Pese a que los agentes de tráfico cuentan con la presunción de veracidad (salvo los del Servicio de Estacionamiento Regulado –SER-), en muchas ocasiones el proceso sancionador no se ha efectuado de forma correcta, haciendo que la sanción no sea válida.

Este es el punto más importante a la hora de recurrir una multa con éxito. Cuando somos sancionados, lo primero que pensamos es sobre lo justo o injusto del hecho denunciado, y en la mayoría de las ocasiones son los aspectos formales los que nos permiten librarnos de la sanción.

¿Por qué me han puesto una multa?

recurrir multa tráfico cocheSi quieres recurrir una multa lo primero que debes saber es el objeto de la sanción. Es decir, conocer la razón por la que has sido sancionado. Esta información podremos encontrarla en la denuncia recibida, donde veremos el delito cometido según el Código de Circulación. En este momento, el desconocimiento o la falta de tiempo pueden hacer que cometamos errores que nos impidan que la alegación prospere. ¡Detente! A continuación, te indicamos los aspectos más importantes a tener en cuenta para recurrir una sanción con éxito:

Multa con reducción:

Cualquier multa supone un contratiempo para nuestros bolsillos. Por ello, la reducción del 50% es un gancho por el que muchos sancionados caen. ¿Por qué? Cuando nos acogemos a la reducción y pagamos la multa, perdemos el derecho a presentar recurso. De esta manera, nos hemos cerrado todas las opciones de defensa.

Plazo de recurso:

Una vez hemos recibido la sanción por correo certificado, comienza el plazo para interponer un recurso y formular alegaciones. El tiempo con el contamos es de 20 días naturales. En este periodo deberás presentar todas aquellas pruebas que consideres oportunas para que la multa sea considerada nula.

Faldón de recursos:

Cualquier sanción administrativa que se comunique debe incluir obligatoriamente un faldón donde se informe de los recursos que se pueden interponer y del plazo que se dispone para ello. Si la denuncia recibida carece de faldón es inválida, y la Administración está en la obligación de mandarla de nuevo. En este caso, esta demora en el tiempo puede ayudarnos a que nuestra multa prescriba.

Plazo de notificación:

No sólo el denunciado tiene que cumplir plazos, sino que la Administración también. Por ley, el organismo sancionador tiene 3 meses de plazo para comunicar al infractor las sanciones leves; serán 6 meses para las graves y un año para las muy graves. Si la multa llega más tarde a tu casa es inválida, ya que el hecho denunciado ha prescrito, y, por tanto, no tendrás que pagarla.

Plazo de cobro:

Tanto la Dirección General de Tráfico como los ayuntamientos tienen plazos para cobrar una multa. Concretamente disponen de un año para hacerlo. Pasado ese tiempo, la sanción ha prescrito y no podrá reclamar el cobro de la sanción.

Identificación del conductor:

Si la DGT no te ha notificado en el acto la denuncia y remiten la sanción a tu domicilio, lo primero que debes recibir por ley es la solicitud de identificación del conductor. Si no recibes esta documentación, podrías solicitar la nulidad de la multa por atribución arbitraria de responsabilidad.

Defecto de forma:

Algo tan sencillo como comprobar que todos los datos que figuran en la denuncia son correctos puede ayudarnos a invalidar la multa. Un error en el nombre, apellidos o matrícula hace nula la sanción.

Identificación del agente:

En toda multa debe constar la identificación del agente que ha interpuesto la denuncia. Además, una de las acciones que puede ayudarnos en nuestro recurso es solicitar la ratificación de la versión del agente. En la mayoría de las ocasiones, la lentitud y desorden de la Administración puede hacer que el expediente se extravíe o llegue tarde, haciendo que la multa prescriba.

¿Cómo recurrir una multa?

como recurrir multaPara recurrir una multa de tráfico es necesario seguir el proceso detallado en el faldón de recursos de la propia denuncia. Este apartado se denomina pliego de descargo o escrito de alegaciones. Aquí encontraremos toda la información necesaria sobre el plazo y los recursos que podrás interponer.

En internet existen muchos ejemplos de alegaciones, aunque siempre es recomendable contar con la experiencia de expertos en esta materia que preparan el documento con el lenguaje y las alegaciones pertinentes.

¿Qué pasa si no gano el recurso de la multa?

como recurrir multa traficoSi pese a nuestras alegaciones la multa sigue siendo válida a ojos de la Administración, tenemos dos opciones: pagarla o recurrir la sanción. Si decides recurrir, tendrás que acudir a los tribunales por la vía contencioso-administrativa. La mayoría de las personas tienen ciertos miedos a los procesos judiciales, sin embargo, en esta vía se obtienen muy buenos resultados en cuanto a anulaciones.

Empresas como Pyramid Consulting, con más de 25 años de experiencia en el recurso de multas, prestan servicios de asesoramiento legal. Garantizando a través de su equipo de expertos y profesionales una defensa completa y justa.

Este recurso puede iniciarse dentro de los dos meses siguientes al dictamen de la sanción. De nuevo, la lentitud de la Administración a la hora de resolver este tipo de cuestiones puede jugar a nuestro favor. El plazo de prescripción es de cuatro años para las sanciones económicas y de un año para el resto de sanciones.

¿Cómo pagar una multa?

Si, por el contrario, el sancionado decide abonar la multa, puede esperar a que la propia administración lo retire de su cuenta bancaria con un posible recargo, o bien puede abonarla directamente a través de las siguientes vías:

¿Alguna Consulta?

Icono-telefono
+34 915 23 23 15

+34 000 000 000
¿Desea que le llamemos?

Nombre y Apellidos (requerido)

Teléfono (requerido)

Email (requerido)

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×