que tipos de multas de trafico se pueden recurrir

Nunca es agradable recibir una multa. Ya sea sólo económica, o acarree también la pérdida de puntos, siempre es una faena. Por eso, en Pyramid Consulting nos dedicamos a recurrir las multas, para facilitar las gestiones y asegurar el éxtio.

Por ello, nuestros expertos nos comentan los pasos que hay que tener en cuenta a la hora de recurrir una multa, siendo el primero e imprescindible el tiempo. Una vez se ha notificado la sanción (en el momento de la infracción en caso de entrega de la multa en mano, por correo certificado o por DEV) empieza a correr el contador. En caso de que la entrega sea en mano, tendremos la oportunidad de firmar la multa, como ratificación de que la hemos recibido. La firma del agente muestra que ha sido él quien nos la ha entregado.

Si no la dieran en mano, lo primero que hay que tener en cuenta es la identificación del conductor. Y es que en muchas ocasiones Tráfico da por supuesto que es el titular del vehículo quien conducía, y otras no dispone de los datos necesarios para identificarlo. No hacerlo supone una infracción muy grave y una multa que puede ser el doble o el triple de la sanción original, dependiendo de la gravedad.

Tipos de multas de tráfico

Multas por Alcoholemia  – las multas por alcoholemia pueden ser una cuestión administrativa o penal. A partir de gramos de alcohol por litro de sangre la multa es de 500 euros y la pérdida de 4 puntos del carnet. Si está entre 0.5 y 0.6 gramos de alcohol por litro de sangre, la multa será de 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos. A partir de 0.6, será una cuestión penal, que conllevaría de tres a seis meses de prisión, así como la privación del derecho a conducir durante un período de tiempo entre uno y cuatro años.

Multas Zona Azul – las multas del SER son las  multas de aparcamiento en zona de estacionamiento regulado. Las ponen controladores del SER.  Al no ser agentes  de la autoridad, no  cuentan con la  presunción de veracidad, por lo que este tipo de sanciones tendrán que ir acompañadas de pruebas. Su cuantía puede oscilar entre los 30 y los 200 euros.

Multas de Aparcamiento – las multas de aparcamiento pueden ir desde los 30 euros por exceder el tiempo límite de estacionamiento regulado hasta los 3.000 euros por aparcar en zonas protegidas. En medio hay un amplio abanico de multas, que  incluyen las de aparcar en plaza  de minusválidos (200 euros ) y,  en el peor  de los casos,  la retirada del vehículo por  la grúa. En  ese caso habrá que abonar, además de la sanción, la tarifa del depósito y el desplazamiento de la grúa.

Multas por Drogas – las multas por drogas se ponen en función de los resultados desprendidos por el drogotest. Si bien conducir bajo los efectos de las drogas es un  asunto penal, conducir  con presencia de drogas en el organismo conlleva una multa de mil euros y la pérdida de 6 euros del carnet. Es especialmente importante tener en cuenta que días después de haber consumido, pueden multarte por conducir con presencia de drogas.

Multas por Exceso de Velocidad – las multas por exceso de velocidad son de las más comunes. Su cuantía y la pérdida de puntos van en función de la diferencia entre el límite de velocidad y la velocidad a la que se circula. Las más leves conllevan una sanción económica de 100 euros, y las más graves 600  euros y la  detracción de 6 puntos. En cualquier caso, estas  multas  siempre tienen que  llevar reflejado el margen de error (distinto en función del tipo de radar que nos ha “pillado”) y el certificado que garantice que han pasado todos los controles necesarios.

Multa con reducción

Como decíamos, en el momento que recibimos la multa empieza la cuenta atrás. Y es que se empezarán a descontar día al plazo previsto para poder pagar con la reducción del 50%. Eso sí, en el momento en el que un conductor se acoge a la reducción, pagando la multa, pierde el derecho a presentar recurso, así como todas las opciones de defensa.

Si no estamos de acuerdo con la sanción recibida, comenzará el plazo de interponer un recurso y formular alegaciones; dispondremos de entre 15 y 20 días para hacerlo. Para ello, deberás alegar lo que consideres oportuno, aportando pruebas sobre por qué consideras que la multa podría ser nula.Dispondrás también de un mes para interponer un recurso administrativo en caso de que las alegaciones se hayan desestimado.

Presentar alegaciones

¿Has recibido una multa y no estás de acuerdo con la sanción impuesta? Es el momento de formular las alegaciones que procedan. Para ello, deberás dirigirte al organismo sancionador (ayuntamiento, Tráfico…). También se podrá presentar en cualquier otra Jefatura por correo administrativo a través de una oficina de Correos. Otra opción es hacerlo en los registros oficiales de la Administración Estatal, Autonómica o de las Entidades Locales que hayan suscrito un convenio al efecto.

El escrito debe contener una serie de datos imprescindibles, tales como los datos personales, datos de la denuncia y las alegaciones. No es un paso fácil, puesto que cuanto más explícito sea el texto y más especializado el lenguaje, mayores posibilidades habrá de ganar el recurso.

Multa con defectos de forma

Cualquier fallo en la multa, como el color del coche, una foto poco nítida, una dirección mal recogida, etc, puede suponer una victoria, por tratarse de un defecti de forma. Esos datos se deben incluir también en el texto de la reclamación, que irá seguido de la fecha, la firma y la ciudad. Además, deberás exigir todas las pruebas concernientes a la sanción.

Finalmente, sólo quedará esperar. En caso de ser desestimado el recurso, habrá que dirigirse al organismo sancionador en el transcurso del mes siguiente. En caso de no admitir el recurso, habrá que abonar la sanción, recordemos, sin poder acogernos a la reducción del 50%. Ya pagado, aún quedará la posibilidad de presentar un recurso por la vía judicial.

Para todo esto, siempre se puede optar por la opción más segura y cómoda: contratar los servicios de una empresa dedicada al recurso de multas. Desde Pyramid Consulting nos encargamos de todo el proceso del recurso.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Recurrir una multa, una práctica poco habitual

Cómo recurrir las multas de tráfico más frecuentes

Anulan multa de alcoholemia por no adjuntar los tickets del etilómetro

Buscador de multas

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×