Multas por alcoholemia: ¿Cómo recurrir?

control de alcoholemiaLas multas por alcoholemia son, desgraciadamente, una de las infracciones más cometidas en nuestro país. En los últimos años, hemos vivido un aumento en el número de controles y un mayor endurecimiento en las sanciones por el consumo de alcohol al volante.

Estas multas por alcoholemia varían, según la tasa de alcohol, tanto en su importe económico como en el número de puntos retirados. Sin embargo, conducir con una tasa de alcohol muy elevada puede considerarse como un delito grave que puede llegar a acarrear penas de cárcel y la inhabilitación del carnet de conducir por largos periodos de tiempo. Desde Pyramid Consulting, queremos informar de todas las cuestiones relativas a las multas por alcoholemia, y abogamos por una conducción segura y responsable.

¿Cuándo pueden hacerte un control de alcoholemia?, ¿Cuál es la cantidad máxima de alcohol en sangre permitida?, o ¿A cuánto ascienden las multas por alcoholemia? Son algunas de las preguntas que seguro te habrás planteado.

A lo largo de estas líneas trataremos de dar respuesta a estas cuestiones y a cómo puedes recurrir multas por alcoholemia en caso de sufrir una sanción de este tipo. Todas ellas estarán condicionadas por el grado de alcohol en sangre obtenido ya que, dentro de la gravedad, existen diferentes rangos tipificados por el Código de Circulación.

Todos deberíamos de ser conscientes de que consumir alcohol y conducir son dos acciones incompatibles. Consumir este tipo de sustancias provoca en nuestro cuerpo alteraciones que afectan directamente a la conducción, siendo responsables de una gran cantidad de accidentes con consecuencias trágicas. No obstante, si te has visto envuelto en esta situación, conviene que tengas a mano toda la información disponible. Conocer el procedimiento y la documentación que debes presentar puede ayudarte en tu defensa y lograr recurrir con éxito la sanción.

¿Cuándo pueden hacerte un control de alcoholemia?

control de alcoholemiaA lo largo de nuestra vida como conductores, nos habremos encontrado con diferentes controles. Algunos de ellos pueden ser de carácter rutinario con el objetivo de comprobar que nuestra documentación está en vigor. Por otro lado, podemos ser parados para notificarnos algún tipo de infracción que acabamos de cometer, como por ejemplo un exceso de velocidad o no haber respetado la señalización de la vía. Por último, y lo más frecuente, es que nos encontremos con controles de alcohol y drogas.

Estos controles suelen realizarse, fundamentalmente, en días de ocio nocturno como fines de semana, donde se produce un mayor movimiento de personas. No obstante, tenemos que tener en cuenta que existen otras situaciones en las que pueden hacernos un control de alcoholemia, y son las siguientes:

En un accidente de tráfico:

Si hemos sufrido un accidente de tráfico, todas las personas implicadas en él podemos ser sometidos a una prueba de alcoholemia. Bien sea porque lo estiman las autoridades que acuden al lugar, o bien porque alguno de los implicados lo solicita. Esto incluye no sólo al conductor del vehículo, sino también a peatones o ciclistas que estuviesen implicados en el suceso.

Bajo la consideración de un agente:

Si un agente considera, por el modo de conducir, que el responsable del vehículo se encuentra condicionado por el consumo de algún tipo de sustancia como alcohol o drogas, puede requerir al conductor del vehículo que se someta a este tipo de control para corroborar si se encuentra en plenas facultades.

Durante la notificación de algún tipo de sanción:

Si un agente nos para para notificarnos algún de tipo de sanción cometida, e intuye síntomas de haber consumido alcohol, puede obligarnos a realizar un control de alcoholemia.

En controles programados:

Si circulamos por una vía en las que se está realizando un control de alcoholemia, estamos obligados a parar y someternos a la prueba.

¿Cuál es la cantidad máxima de alcohol permitida?

alcoholimetro controlSegún la Dirección General de Tráfico, existen distintas tasas máximas según el tipo de conductor. En el caso de conductores de vehículos a motor o bicicletas, el máximo permitido es de 0,5 gramos por litro de sangre, o en el caso de alcohol en aire espirado, 0,25 miligramos por litro. Por otro lado, en el caso de conductores noveles, es decir aquellos con una antigüedad de carnet inferior a dos años, es de 0,3 gramos de alcohol por litro de sangre o 0,15 miligramos de alcohol por litro en el caso de aire espirado. Esta misma tasa máxima la tiene también el último grupo de conductores que establece la DGT: los conductores profesionales.

El alcohol no afecta a todo el mundo por igual. Las diferencias de peso, altura o género pueden hacer que, ante un mismo consumo, los resultados de las pruebas de alcoholemia sean diferentes.

¿Cómo puedo saber cuánta cantidad máxima de alcohol puedo tomar para no superar las tasas establecidas? Lo mejor es no consumir ningún tipo de bebida alcohólica si vamos a conducir posteriormente. No obstante, la Dirección General de Tráfico ha establecido que un varón de 80 kilos de peso superaría la tasa de 0,3 g/l de alcohol en sangre si tomase dos cervezas (666 ml.), tres vasos de vino o dos vasos de bebida de alta graduación como por ejemplo whisky. En el caso de las mujeres con un peso aproximado de 60 kilos, la tasa máxima se superaría con una cerveza y media (500 ml.), dos vasos de vino o un vaso de una bebida como el whisky.

Se trata, como podemos ver en las equivalencias, de una política que posibilita una tolerancia mínima en el consumo de alcohol cuando vamos a conducir. Han sido muchos los debates sobre la “tolerancia 0” al volante. De hecho, países como por ejemplo República Checa o Rumanía prohíben conducir habiendo ingerido algún tipo de bebida alcohólica. Más allá de debates, desde Pyramid Consulting apelamos a la responsabilidad de todos y cada uno de los conductores.

¿A cuánto ascienden las multas por alcoholemia?

control de alcoholemiaConducir bajo los efectos del alcohol es una infracción tipificada en el Código de Circulación como muy grave -artículo 65 del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que aprueba el Texto Articulado de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial-. Según este texto, las multas por alcoholemia varían en función de la cantidad de alcohol detectada. En el caso de que un conductor rebase la tasa máxima pero no superare los 0,5 mg/l, la multa sería de 500€ y la pérdida de 4 puntos en el carnet de conducir.

Si el conductor fuese reincidente o superase los 0,5mg/l de alcohol en sangre, la multa sería de 1.000€ y la pérdida de 6 puntos en el carnet de conducir. El último escenario, el más extremo de todos, si se supera esta cantidad la infracción estaría calificada como muy grave. Esta infracción dejaría de ser una sanción administrativa y estaría tipificada como delito. De esta forma, el expediente sancionador pasaría por vía penal donde el infractor se enfrentaría a entre tres y seis meses de prisión; y a la privación de conducir por un periodo de entre uno y cuatro años.

¿Cómo recurrir multas por alcoholemia?

Multa por AlcoholemiaComo cualquier otra infracción, las multas por alcoholemia pueden recurrirse. A diferencia de éstas, y frente a la evidencia de pruebas como son el alcoholímetro o etilómetro, el recurso es más difícil. Sin embargo, el hecho de que sea difícil no significa que nuestro recurso no pueda resolverse a nuestro favor.

Algunos de los factores que pueden ayudarnos es que falte el comprobante de que el alcoholímetro ha pasado las pertinentes revisiones que garantizan su buen estado. Otra opción es solicitar la anulación de la multa de alcoholemia por no adjuntar los tickets del etilómetro en el expediente.

Este tipo de procesos son más graves y complejos que multas como las de aparcamiento. Por eso, una de las mejores opciones es recurrir a profesionales especializados en este tipo de recursos que te asesorarán y ayudarán para recurrir multas por alcoholemia con éxito.

¿Alguna Consulta?

Icono-telefono
+34 915 23 23 15

+34 000 000 000
¿Desea que le llamemos?

Nombre y Apellidos (requerido)

Teléfono (requerido)

Email (requerido)

Conforme al artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos le informamos que sus datos personales de contacto serán tratados por Pyramid Consulting con el fin de gestionar las consultas realizadas por los usuarios a través de la web. Si desea ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición, podrá dirigirse por escrito a la siguiente dirección electrónica: info@pyramidconsulting.es

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×