reccurrir-multa-de-radar-por-exceso-de-velocidad

Las multas de radar por velocidad es la principal preocupación de los conductores en lo que a multas de tráfico se refiere. Su presencia extendida en las carreteras españolas pretende lograr que se cumplan los límites de velocidad. Por eso ante la llegada de multas de radar de tráfico por este motivo, ¿qué debemos hacer?.

Para intentar librarse de una multa de radar de velocidad, tenemos primeramente que tener una serie de ideas claras. Sí, se puede recurrir y si se considera injusto, hay que hacerlo, para evitar que se aprovechen del creciente afán recaudador. Sin embargo, tenemos que conocer y tener todas las cartas sobre la mesa, ¿cómo recurrir estas multas de tráfico con éxito? Aquí os dejamos una serie de puntos claves a tener en cuenta:

1. Pruebas que siempre se deben solicitar ante una multa de radar:
En primer lugar, cuando hablamos de sanciones por incumplimiento de límites de velocidad que han sido recogidas por un radar, tenemos que tener presente que para llevar a cabo un recurso, hay que contar con todas las pruebas. Para ello, es fundamental tenerlas controladas ya que nos apuntan directamente a la infracción cometida.

En este punto entran en juego la fotografía original que sirve de base al expediente sancionador y una serie de datos técnicos del radar que indicamos de manera detallada:
-Número de antena del radar con el que se hizo la foto prueba de la denuncia, con especificación del vehículo concreto donde está autorizado implantarse.
-Número de equipo en el que está implantado la antena, con especificación siempre del vehículo concreto.
-Documento que recoja las características del cinemómetro y error que admite.
-Documento original o copia compulsada del informe correspondiente a la revisión última que haya efectuado el cinemómetro.
-Que se indique el lugar exacto de la calzada en el que se encuentra el radar instalado.

2. Observar los pequeños detalles:
Para recurrir multas de radar, es necesario que la sanción y los instrumentos para ponerla sean legales. Por ello, es importante observar los pequeños detalles que pueden desmantelar de golpe este improvisado castillo de naipes. Un buen consejo sería verificar que el radar, en caso de ser móvil, se encuentre siempre fuera de la calzada. De esta manera, no deben situarse ni en el arcén, ni en plena carretera, dado que eso sería lo opuesto a velar por la seguridad de los conductores.

Trucos para evitar las multas de radar

3. Especial atención a la fotografía
La principal prueba que se nos tiene que adjuntar de que hemos sido pillados por un radar, es la fotografía. Ésta tiene que hacerse sin utilización de flash ni sistemas que puedan causar deslumbramiento y pongan en peligro nuestra seguridad. Del mismo modo, en la instantánea tiene que aparecer únicamente nuestro vehículo y verse con total claridad la matrícula. Cualquier imprecisión en este punto, puede ser un buen objeto de recurso.

4. No todo método sirve para evitar radares
Finalmente, y tras la prohibición de los inhibidores de radares y la futura también de los detectores, los conductores se ven obligados a inventarse ciertos métodos para evitar ser captados.

Algunos de ellos, son métodos muy poco técnicos que pueden restar seguridad vial. Uno de ellos es el caso de la colocación de cds en la bandeja trasera para evitar los flashes. Una manera rudimentaria de contrarrestar los destellos de la cámara del radar.

Por último, también encontramos otro método de lo más casero para llevar a la confusión. Esta triquiñuela consiste en rociar la matrícula con laca para que brille y sea más difícil captar con nitidez la identidad del vehículo. Ideas más preconcebidas que reales, que tienen mejor solución si se respetan los límites de velocidad.

Otros artículos de interés:

¿Cómo recurrir una multa de tráfico?

Ha transcurrido el plazo para recurrir. ¿Qué puedo hacer?

¿Cómo recurrir las multas de tráfico más frecuentes?

Los radares y las cámaras para multar en el futuro