Convertirte en una víctima de las multas de tráfico no es algo especialmente difícil en estos tiempos, pero hay determinadas personas, ansiosas de tener que pagar o que olvidando la discreción cometen verdaderas locuras al volante intentando salir airosas de sus acciones.

Dentro de estas personalidades espontáneas, nos encontramos con una que roza todos los límites y que le ha valido el título de poseer la multa de tráfico más estúpida de la historia. Para contexctualizar la situación un tanto esperpéntica, nos basta con dar como datos los siguientes: dos carriles bien delimitados para cada sentido, uno para coches, otro para motocicletas separados ambos por gruesas líneas continuas.

Con este panorama dibujado, entra en acción un tercer detalle por supuesto que no menos importante: un vehículo de la policía detrás del futuro infractor, ¿quién podría imaginar lo que en pocos segundos sucedería?

Pues ni corto ni perezoso, nuestro conductor se da cuenta de que necesita urgentemente cambiar de sentido y sin atender a ninguna razón y con la mayor de las frescuras, tal vez para parecer más natural, pisa línea continua, invade carril de motocicletas para terminar su maniobra o hazaña en el sentido contrario aunque se tratase de un carril no apto para este tipo de vehículos. Todo esto seguido de manera incrédula por la atenta mirada de la patrulla de policía.

Un episodio que ha convertido esta acción en la multa de tráfico más estúpida de la historia que podéis ver para sorprendeeros en el siguiente enlace.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×