La llegada del verano supone también la llegada de la mayor parte de las fiestas patronales tanto en pueblos como en ciudades. Este factor de fiesta anima a que muchos conductores cojan sin ningún reparo el coche habiendo bebido alcohol, y pudiendo provocar con esta acción trágicos episodios en la carretera. Alcohol al volante, sinónimo de peligro mortal es uno de los lemas que quiere la Dirección General de Tráfico (DGT) concienciar en los conductores y a base de campañas y de multas de tráfico lo está intentando.

Sin embargo cuando llegan las vacaciones las infracción por la ingesta de alcohol se triplican por el hecho de estar más libres, descansados y por coincidir con fiestas y múltiples desplazamientos masivos. Por este motivo la DGT ha decidido poner en marcha una serie de medidas de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico con motivo de las festividades del 15 de agosto que supondrán un incremento de los desplazamientos de vehículos que tendrán lugar por estas fechas en las carreteras.

Unas medidas que cada vez son más radicales y menos tolerantes en lo que a dar positivo al volante se refiere, destinadas a que las vacaciones no sean la excusa perfecta para saltarse este combinado mortal.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×