Mañana día 1 de mayo es el día clave: ese en el que la plataforma Prou Peatges convocó a todos los catalanes a negarse a pagar los peajes de la comunidad. Todo empezó con un vídeo y al final la pelota se ha hecho tan grande que la Generalitat ha empezado a amenazar con multas de un mínimo de 100 euros a todos aquellos conductores que se nieguen a pagar los peajes.

Esta campaña, conocida como ‘no vull pagar’ (no quiero pagar) ha conseguido adeptos entre la alta clase política catalana: los diputados de ERC-Rcat-Catalunya Sí en el Congreso, Joan Tardà, Alfred Bosch y Teresa Jordà ya han anunciado que se suman a la campaña.

Veremos si tras el anuncio de las multas por parte de las autoridades catalanas se calma el movimiento, ya que hasta ahora la propia plataforma Prou Peatges aseguraba que ni el Servicio Catalán de Tráfico ni los propios Mossos d’Esquadra consideraban negarse a pagar un peaje como una infracción.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×