Para acabar con las malas prácticas se han dedidido por medidas radicales tal como defendió el alcalde de Xilxes, municipio de la provincia de Castellón. Y como el que avisa no es traidor, las acciones han culminado con la imposición de 460 multas por aparcar indebidamente que han puesto a la defensiva a los residentes en concreto de la calle Cervantes y adyacentes de Xilxes.

La ola de sanciones se ha llevado a cabo “para que se cumplan las normas y para que se aparque de manera correcta, ya que el tráfico y los aparcamientos se estaban convirtiendo en un absoluto caos“, indicó el edil y para acabar contra estos malos hábitos se mandaron previamente más de 1.000 avisos a los vehículos mal estacionados que ante “su pasividad” se han visto obligados ahora a pagar la cuantía establecida por el Ayuntamiento.

Estos hechos han desatado todo tipo de comentarios en el municipio al considerar que se impusieron las multas de madrugada y sin previo aviso, aunque esto contrasta con la opinión del edil que respondió que “sí que se ha avisado, advertido y hasta aconsejado, pero como no ha habido forma de que se respetasen los sitios de aparcamiento, se ha tenido que actuar contundentemente”. Estas medidas seguramente que ahora hagan que las aceras sean de verdad para los peatones ante el pago de una cuantía considerable.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×