Un capote se ha prestado a los integrantes del movimiento #novullpagar que hace meses comenzaron su particular guerra para combatir las multas de los peajes catalanes. En esta ocasión se trata del portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosh que ha solicitado al Gobierno que archive las multas de aquellas personas que se negaron a pagar los peajes durante la campaña #novullpagar.

El motivo que alega Bosh para intentar que se cierre este capítulo que creó una verdadera rebelión en las carreteras catalanas contra los peajes, es que considera que sería “un detalle dejar de castigar a aquéllos que se han jugado los ahorros  y el bienestar para reivindicar lo que consideran una injusticia“.  De esta manera desde el partido apoyan a esta particular resistencia que sigue todavía consecuente en su demanda.

La plataforma #novullpagar surgió como un movimiento que se rebelaba ante la imposición de multas a los conductores que venían amparadas en el artículo 153 del Reglamento General de Circulación, el cuál determinaba que un conductor ante un peaje debía respetar la señalización que le obligaba a detenerse y que no podía reanundar la marcha hasta haber cumplido la prescripción que la señal estableciese. Si no cumplía con ello sería multado y así se garantizaba que el pago de peajes se haría efectivo. Una idea que resulta completamente injusta para los conductores catalanes que se quejan del acoso continuado de peajes que sufren a diario en sus carreteras frente al resto del Estado.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×