LOS NUEVOS RADARES DE TRAMO COMENZARAN A MULTAR EN BREVE CON LA NUEVA LEY DE TRÁFICO 18/2009, DE 23 DE NOVIEMBRE.

Estos dispositivos se están utilizando a modo de pruebas y, hasta ahora, no han sancionado a ningún vehículo.
Los “radares de tramo” constan de dos cámaras instaladas al comienzo y al final del tramo a vigilar calculando la velocidad media y registrando la matrícula de cada vehículo.
Con anterioridad, no se podía sancionar a través de estos radares puesto que la Ley de Seguridad Vial exigía que se consignara el “lugar” exacto en que se cometía la infracción. Sin embargo, con la nueva Ley ese concepto cambia y ésta habla de “lugar o tramo”: artículo 65.4.a) y artículo 65.5.b) “Circular en un tramo a una velocidad media superior a los límites establecidos reglamentariamente, de acuerdo con lo recogido en el Anexo IV”.
¿Cómo funcionan? Al principio del tramo habrá una cámara en cada carril de la vía y éstas leerán todas las matrículas de los vehículos. En un receptor se acumularán las fotografías con el detalle de la hora en que sean tomadas. Al final del tramo habrá otra cámara en cada carril de la vía registrando la otra imagen y calculando la velocidad media. Por tanto, de nada servirá cambiarse de carril, ya que todos los sensores estarán interconectados.
Consecuentemente, y aunque estará anunciado el control de velocidad, no sabremos cuándo se tratará de un radar fijo (convencional) o uno de tramo. Ahora bien, debe haber unas mínimas garantías ya que estos radares no se podrán instalar en tramos en los que existan cambios de los límites de velocidad ya que se desvirtuaría el cálculo.
Con estos nuevos radares tampoco servirá de nada frenar justo antes de la cámara instalada al final del tramo, ya que calculará la velocidad media.
Por otro lado, existe un proyecto de futuro de  la Dirección General de Tráfico que  pretende que este sistema de control de velocidad se aplique también en los conocidos como “foto rojo”, semáforos instalados en algunas travesías y que pasan a fase roja cuando se supera la velocidad de la vía. En estos casos, si debido al exceso de velocidad el semáforo para a estar en fase roja y el conductor se lo salta, no le llegará una sanción por el hecho de “exceso de velocidad”, sin de “saltarse semáforo en rojo”, aunque este hecho se deba precisamente al exceso de velocidad, sanción que lleva aparejada la pérdida de 4 puntos del carnet de conducir.
Finalmente, desde Pyramid Consulting nos ponemos a su disposición para resolverle cualquier cuestión jurídica que desee realizar y recomendarle el recurso de multas de este tipo puesto que dichos radares deben tener una garantías tales como el hecho de que estén homologados por el Centro Español de Metrología y superadas una serie de revisiones periódicas.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×