Cada vez parecen ser más comunes los radares en el centro de las grandes ciudades para controlar la velocidad de los conductores. Largo y tendido hemos hablado más de una vez sobre si los radares se colocan con afán recaudatorio o para evitar accidentes. Muchas veces también, la respuesta está clara: cuando están en una recta sin que haya un peligro obvio, raramente intentan evitar que se produzcan accidentes.

Ya te informamos una vez sobre los radares que se situaban en el madrileño Paseo de Camoens. Ayer volvimos a verlo, pero lo que es peor de todo: han estado allí colocados durante más de 24 horas: nuestro vídeo está grabado por la mañana (21/03/2012). A las 21 horas aún estaba el radar y a las 9 de la mañana de hoy (22/03/2012), también.

Los coches con radar instalado eran los siguientes: un Citröen C5 azul 9353-DTG con cuatro agentes dentro y un Citröen Xsara Picasso gris oscuro 9339-DTG con cinco agentes dentro. Este último coche lleva dos días ocultándose detrás de un camión.

No es lo único que hay que decir sobre este tema. Si nos fijamos en los vídeos, podemos observar que los agentes de la ley están imcumpliendo el artículo 61 de la Ordenanza de Movilidad para la ciudad de Madrid al estacionar ambos vehículos en línea cuando deberían estacionar en batería. Damos por hecho también que no han pagado por aparcar en zona regulada.

¿Busca el Consistorio madrileño lucrarse con multas en una zona sin grandes peligros con la velocidad limitada a 40 km/h? Es más: ¿busca lucrarse con agentes que ni siquiera cumplen la ley que exigen?

Vídeo de los radares (21/03)

Actualización: video de esta mañana (22/03)

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×