Las autopistas de peaje son noticia a diario, bien por su precaria situación económica o por ser protagonistas de movimientos revolucionarios como el que hace meses dio origen al conocido #novullpagar. Precisamente para que los usuarios tengan más difícil el hecho de marcharse sin pagar, el Gobierno ha establecido más vigilancia y competencias al personal de servicio de las concesionarias ante la ausencia de agentes públicos.

De esta manera el personal que se encarga de cobrar a los vehículos la tasa correspondiente por circular por este tipo de vías, ahora también podrá formular las denuncias pertinentes por el motivo de impago del peaje, infracción administrativa que será siempre objeto de multa. Esta reforma de la normativa pretende ofrecer más vigilancia a estas vías que llevan meses en el punto de mira, además de agilizar el proceso en caso de que se cometa la infracción de pasar, sin previamente abonar la cantidad estipulada.

Sin embargo las cosas no quedan ahí y puestos a custodiar más estrechamente las carreteras de peaje, también se introducirán nuevos cambios a partir del 1 de enero, para que las “infracciones por estacionamiento o de impago de los peajes recaiga en el titular o la persona que haya alquilado el automóvil”, existiendo como única excepción el caso de un vehículo designado a un conductor habitual. Una nueva normativa, más rígida que termine con cualquier intento o posibilidad de que los conductores se marchen sin pagar.

 

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×