Con la seguridad de los niños no se juega. Eso es algo que tenemos bien aprendido en la teoría pero que luego presenta debilidades en la práctica. Con la reciente campaña de control del transporte escolar que puso en marcha la DGT, entre los días 12 y 18 de noviembre, ha quedado más que manifiesto en algunas provincias.

Los datos no son alentadores para los resultados obtenidos en Córdoba. Las multas que se formularon durante estos días de máxima vigilancia por parte de Tráfico, revelan que las sanciones han aumentado un 26% con respecto al anterior año. En total se impusieron 127 multas a los vehículos infractores, mientras que por el contrario, el año pasado se efectuaron 94. Asimismo, se precisa que el 80% de los vehículos que se controlaron en esta campaña, cometieron algún tipo de incumplimiento, mientras que en 2011 los infractores representaron el 45% aunque si bien es cierto, el control fue a un menor número de vehículos.

Las faltas más habituales que trajeron consigo multas de tráfico, fueron no llevar los adecuados sistemas de retención para los menores, así como el mal uso del cinturón de seguridad o la inadecuada posición que los niños en muchos casos adoptan en determinados momentos tanto en coches como en transportes públicos.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×