Los últimos años se ha experimentado como ciertas autopistas construidas para aliviar el tráfico de las generales, se han convertido en trazados abandonados por los que se hicieron grandes inversiones. La crisis ha hecho que su futuro sea incierto y que no haya una manera sencilla ni dolorosa de recuperar ese dinero.

Uno de los grandes fracasos convertido en autopista y fruto de la burbuja inmobiliaria es la autopista MP-203. Una vía destinada a descongestionar el tráfico de Madrid, en concreto en la A-2 a su paso por Alcalá de Henares. Un proyecto cuyo origen se remonta a 2005 y que a día de hoy no lleva a ninguna parte, tras grandes gastos a su espalda.

Una carretera inacabada que ha sucumbido ante los malos planteamientos con los que partió la idea. Un fallo que se pasó por alto y que ahora es motivo de cabezazos contra la pared si se quieren justificar los 70 millones que costó todo el trabajo. La MP-203 no requería de una única obra para hacerse realidad, sino que implicaba la necesidad de ejecutar un paso por debajo de la línea de alta velocidad Madrid- Barcelona, excusa que sirvió para comenzar una guerra abierta entre partidos políticos, que ninguno resolvió y que a día de hoy es la justificación que mantiene este estancamiento.

La falta de dinero y la austeridad de la que se hace ahora gala, sigue siendo el principal motivo por el que esta carretera como tantas otras, sean sólo espejismos de lo que se esperaba de ellas. Gastos millonarios que convierten estas vías en meras rampas que no llevan a nada.

Multa de trafico por no identificar al conductor

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×