Barcelona intenta limitar la moto para los conductores de coche

Amparándose en que se intenta con ello buscar la máxima seguridad vial, el Ayuntamiento de Barcelona ha hecho una petición especial a la Dirección General de Tráfico para que se replanteen ciertas formas y modos de acceder al carnet de motos de 125cc, a partir del permiso de conducir de coche tipo B y tres años de experiencia.

La polémica está ya en las calles con una de las acciones que contempla el consistorio para frenar la elevada mortalidad de los motoristas en ciudad. Una idea que de primeras ha causado rechazo al director de Trànsit, Joan Josep Isern, pero que desde la DGT están abiertos a estudiar e incluso a hacer posible con un cambio de la normativa.

El Ayuntamiento de Barcelona para reforzar su defensa, de que no es conveniente ni del todo seguro la forma de acceder al carnet de motos de 125cc a partir del permiso B, no ha dudado en presentar cifras que corroboren el alto índice y de que en 2014, el 45% de los 15 muertos tenían el permiso de moto por esta vía. Creen que existe un primer problema en la formación principalmente de los jóvenes y que ésta sería una de las múltiples medidas a desarrollar para limitar este grave problema.

Más preparación y exclusividad

Tomando como referente el sentido común y buscando la máxima especialización en cada vehículo, desde el Ayuntamiento no se piensan quedar “de brazos cruzados”, entendiendo que esta medida, implicaría más formación y no tantas facilidades para obtener un carnet de conducir que requiere más preparación y no del automatismo de obtenerlo a partir de la conducción de otro tipo de vehículo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×