Más de la mitad de la flota matriculada de Barcelona podría verse afectada

Barcelona restringirá la circulación en 2020

Las medidas comenzarán a ponerse en marcha en Barcelona el año que viene, durante episodios de alta contaminación.

La llegada del 2020 supondrá el fin de los coches más contaminantes en Barcelona. Y es que se va a prohibir el acceso a la ciudad de determinados vehículos de forma permanente. Lo que todavía no se sabe es qué coches serán esos.

Los responsables del gobierno municipal lo estudiarán en el marco de la Mesa contra la contaminación del aire de Barcelona durante el primer semestre del año que viene.

Primeras medidas en 2017

Pero no habrá que esperar tanto para ver las primeras medidas en marcha. Y es que una vez comience 2017, durante los episodios de alta contaminación en Barcelona, determinados vehículos no podrán circular. Y eso 3 años antes de que no puedan hacerlo nunca.

El protocolo ya tiene calendario pero su contenido aún está pendiente de los informes técnicos. Se trata de unos estudios especialmente importantes porque definirán de manera clara cuáles serán los coches que tendrán prohibida la circulación a partir del 2020, la principal incógnita.

El protocolo de contaminación que empezará a aplicarse de forma progresiva a partir del 1 de enero de 2017. La restricción puntual en caso de episodio de contaminación, a partir de abril, irá acompañada del encarecimiento de la zona azul y verde e incluso podría llegar a producirse la prohibición de aparcamiento. Este punto necesita el consenso de los grupos de la oposición para salir adelante.

¿Qué coches no podrán circular por Barcelona?

Aunque aún no está exactamente definido, sí hay algunas primeras impresiones. Así, la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha sugerido que podrían quedar fuera de juego todos aquellos vehículos que no tengan etiqueta ambiental de la dirección general de Tráfico (DGT).

Eso supondría que se verían afectados los coches de gasolina matriculados antes del 2000 y los diésel de antes del 2006. Es decir, alrededor del 60% del parque automovilístico . Sólo en Barcelona hay 627.513 vehículos que no recibirán etiqueta y que, por lo tanto, no podrían circular de escoger este baremo.

Así pues, si se tuviese en cuenta todo el área metropolitana de Barcelona, la cifra de vehículos que no podría circular superaría el millón. No obstante, fuentes municipales rebajan el parque circulante considerado contaminante al 30 o 40% del total.

‘Plan renove’ con metro gratis

Desde el Ayuntamiento de Barcelona ya han comentado su primera apuesta. Así, quienes decidan desprenderse de su coche considerado contaminante, recibirá, a cambio, abonos de transporte público gratuito para toda la familia durante un año.

También se está trabajando de manera coordinada con la Generalitat y el Área Metropolitana de Barcelona en la creación de unos abonos a precio reducido durante los episodios de contaminación para que los usuarios habituales del vehículo privado se pasen al transporte público aunque sea de manera puntual. Los taxis y los vehículos de transporte de mercancías no tendrán prohibida la circulación pero sí que se tomarán medidas para maximizar su eficiencia y evitar que den vueltas en vacío.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Protocolo por contaminación del Ayuntamiento de Madrid

Carreteras nuevas para reducir la contaminación

La moto en Madrid. ¿Qué ventajas tiene?

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×