El exceso de velocidad que Karim Benzema protagonizó hace unas semanas en plena M-40 de Madrid le va a costar caro, en concreto, una multa de 18.000 euros y la pérdida del carnet de conducir durante 8 meses, tal como se ha determinado desde el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El delantero francés, tendrá que acostumbrarse durante unos meses a ir de copiloto en el coche, tras haber sido condenado por un delito contra la seguridad del tráfico. Benzema, saltó a la palestra no precisamente por sus proezas deportivas el pasado día 4 de febrero, cuando fue ‘cazado’ por un radar a 216 km/h en la M-40 cuando sólo se permite ir a 100 en esta vía.

El juicio rápido se señaló en un principio para el 26 de febrero, pero el jugador pidió un aplazamiento alegando que ese día estaba convocado para jugar el partido de semifinales de la Copa del Rey en el Camp Nou. La nueva fecha que se estableció fue para el próximo 26 de marzo, pero también era un día señalado en el calendario del jugador blanco, al estar convocado en la selección francesa para el partido que disputará contra España en la clasificación del Mundial de Brasil 2014.

Finalmente y tras los intentos fallidos, el juicio express se ha llevado a cabo y se ha saldado con una elevada multa de tráfico para castigar ese exceso de velocidad.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×