Las cadenas de nieve son imprescindibles en muchos puntos

Cadenas de nieve: consejos de uso

En varios puntos de la geografía española ha empezado a nevar. Por eso, es imprescindible saber usar las cadenas de nieve. Y tú, ¿sabes?

El uso de las cadenas de nieve no es tan sencillo como pudiera parecer. Y es que, como se usan poco a menudo, eso puede afectar a su estado de conservación. Además, hay que saber instalarlas y utilizarlas.

Utiliza las cadenas de nieve adecuadas

No todas las cadenas de nieve sirven para todos los coches. Así, hay que tener en cuenta el modelo del coche y el tipo de cadenas de nieve para que encajen bien. Por eso, se debe poner fin al reciclaje de cadenas de nieve cuando se cambia de vehículo. Como mínimo, habrá que probarlas antes.

Ni se te ocurra instalarlas sin guantes. Los guantes de trabajo son algo básico a la hora de instalar las cadenas, para evitar cortes, heridas e, incluso, congelaciones en las manos.

Practica antes

Si te has adelantado, y has practicado cómo poner tus cadenas de nieve en condiciones adversas, no será tan duro el día que realmente las necesites.

El truco está en salir de la calzada el día que llueva, haga frío, etc. En ese momento, intenta ponerlas mientras memorizas el manual. Cuando llegue el momento realmente crucial, lo harás con soltura y sin necesidad de buscar las instrucciones.

¿Sabes dónde se colocan las cadenas de nieve?

Las cadenas y fundas textiles se colocarán siempre en las ruedas motrices, esto es: sobre las ruedas en las que el motor ejerce su fuerza. Por tanto en los vehículos con tracción trasera se deberán colocar en el eje posterior y los vehículos con propulsión delantera en el eje anterior. Los vehículos con tracción permanente a las cuatro ruedas, salvo indicación contraria del manual de su vehículo, deberán instalar las cadenas en el eje trasero.

No excedas la velocidad

Si llevas puestas las cadenas, es porque la climatología es realmente adversa. Por eso, el límite de velocidad será de 40 km/hr, y no debes hacer maniobras brucas. De no seguir esas dos máximas, disminuirá el agarre y, en consecuencia, la seguridad.

Retiralas cuando ya no sean necesarias: Las cadenas tendrán que ser retiradas en cuanto la capa de nieve o hielo haya desparecido del asfalto. De este modo, ni los neumáticos ni las cadenas sufrirán daños.

Limpieza de las cadenas

A la hora de limpiar las cadenas, se tendrá que hacer con agua, con el fin de eliminar los restos de tierra y sal. Por último, antes de guardarlas en su envase hay que cerciorarse que están secas. De esta forma, se evitará su deterioro por un mal almacenaje y estarán listas para volver a utilizarlas.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegadndo por los siguientes enlaces:

Las cadenas para la nieve, grandes aliadas de los conductores en invierno

Los consejos de la DGT: ‘recetas’ para conducir en invierno

Cómo conducir seguro con nieve

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×