Alemania está preparando su legislación de cara a la llegada de los coches autónomos y semi-autonómos. Y el legislador alemán quiere que ese tipo de vehículos lleven, obligatoriamente, una caja negra; como en los aviones.

El accidente mortal ocasionado a bordo del Tesla Model S que circulaba con el piloto automático ha incrementado la presión de los reguladores sobre las firmas para asegurar que esta tecnología se implante de forma segura.

En caso de que los coches autónomos y semi-autónomos finalmente debiesen llevar incorporada una caja negra, tal y como dicta la legislación que está promoviendo el ministro de transportes alemán, Alexander Dobrindt, incluirían sistemas de grabación de imágenes, datos y voz, que se activarían al iniciar la conducción autónoma (o semi-autónoma, en su caso).

La propuesta de ley de Dobrindt también incluye qué puede y qué no puede hacer un conductor de un coche autónomo. Según la agencia Reuters, el proyecto de ley requiere que haya siempre una persona en el asiento del conductor, pero no tendría obligación de prestar atención a la carretera.

Los fabricantes de los coches autónomos serán los responsables

Los fabricantes de los coches autónomos serían los encargados de la instalación de esas cajas negras. Tal y como está a día de hoy el proyecto de ley, no se mencionan los coches semi- autónomos, por lo que aún se desconoce si también deberán llevarla incorporada y si también correrá a cuenta del fabricante, como en el caso de los coches autónomos.

No obstante, el gran problema al que se enfrenta este proyecto de ley es el de la privacidad. Y es que las cajas negras harían grabaciones de datos, voz e imagen, lo cual podría enfadar a la opinión pública. Máxime teniendo en cuenta que en Alemania es un tema que se lleva tan a raja tabla que ni siquiera Google ofrece allí la opción de Street View.

Estas preguntas de momento no tienen respuesta. Y es que, al fin y al cabo, todavía es un proyecto de ley. Este verano, el proyecto de ley será examinado y presumiblemente aceptado por otros ministerios alemanes, pues afectaría también a las leyes sobre aseguradoras, infraestructuras, etc. Esa aprobación allanaría su camino para su aceptación y promulgación definitiva.

Si la ley sale adelante podría crear un precedente y sentar una base para una legislación europea uniforme. En ese caso, sí que los coches autónomos podrían ser una realidad tangible en 2020.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Los radares y cámaras para multar en el futuro

El carné sin necesidad de estacionamiento

10 años de carnet por puntos

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×