El jefe provincial de Tráfico de Palencia ha sido “forzado a renunciar” por reprochar a una superiora el mal gusto de su felicitación navideña

¡Chúpame un huevo! Las nuevas formas de la DGT para felicitar las Navidades tienen graves consecuencias

50 años de servicio en la Dirección General de Tráfico (los 30 últimos en el mismo cargo) y ha bastado una simple pero justificada contestación para ser destituido de manera inmediata, todo esto a sólo dos meses de su jubilación. Este es el caso de Manuel Esteban, el ya ex jefe de Tráfico de Palencia, cuyo único pecado fue contestar a un e-mail de muy mal gusto de su superiora.

Ella es Aurora Cedenilla, subdirectora general de Formación para la Seguridad Vial (nada más y nada menos), la autora de la controvertida felicitación navideña en la que incluye como frase estrella, en mayúsculas, ¡¡¡Feliz año nuevo!!! (y…. CHÚPAME UN HUEVO!!).

La sensata y correcta contestación del jefe de Tráfico de Palencia haciendo notar su malestar por el mal gusto de la felicitación.

La solución final la que les estamos contando y la indignación general no puede ser más justificada. Movilízate, los conductores y ciudadanos de este país no podemos consentir que las personas que gestionan y dirigen un organismo tan importante como la DGT tengan estos comportamientos y, lo que es aun peor, avalen destituciones tan lamentables e injustas como las de Manuel Esteban. El señor Pere Navarro ha llegado demasiado lejos premiando actuaciones totalmente reprobables y castigando de manera totalmente autoritaria otras perfectamente plausibles.

Ayúdanos con tu firma, entre todos conseguiremos que injusticias de este tipo no se vuelvan a repetir. Basta ya de abusos, por una DGT MEJOR , más justa y sobretodo más libre.

www.porunadgtmejor.com

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×