Socorro: vas circulando y se te ha pinchado una rueda del coche. ¿¿Qué haces?? Lo primero, por supuesto, no entrar en pánico, puesto que así no solucionarás nada. Como vas bien equipado, sólo has de cambiar la rueda con la de repuesto que tienes en el maletero para poder seguir circulando. Eso sí, si la que tienes es de galleta, recuerda que sólo te sirve para salir del paso.

En primer lugar, cuando sepas que has pinchado, retírate a un lado de la carretera, para en un sitio que no sea rampa, ponte el chaleco y coloca el triángulo para ser visible a los otros coches. Lo primero será quitar la rueda vieja. El gato será tu gran amigo y aliado para hacerlo de manera más cómoda (sin él no podrás hacerlo, vamos).

Después de quitar la rueda pinchada, habrás de colocar la nueva. El procedimiento es el mismo independientemente de qué tipo de rueda utilices, pero eso sí, ya sabes que si es de galleta tendrás que ir enseguida a cambiarla.

Como una imagen dice más que mil palabras, en este vídeo que hemos encontrado en YouTube te quedará más que claro cómo hacerlo.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×