Primeros auxilios a las víctimas de los accidentes de tráfico

 Cómo debemos atender a las víctimas de un accidente de tráfico

La primera hora después del accidente, es fundamental para atender a las víctimas y evitar un trágico desenlace. Según datos de los expertos, el 75% de las muertes se producen en los primeros 60 minutos.

Durante los primeros cinco minutos después de producirse un accidente, tienen lugar entre el 30% y 50% de las muertes en carretera.

Hasta que lleguen los servicios de emergencia, debemos seguir una serie de pautas para asistir a las víctimas. La asistencia médica no debería tardar más de 15 minutos en llegar al lugar del siniestro.

¿Qué debemos saber de la conducta PAS?

Las siglas significan; Proteger, Avisar y Socorrer. Se trata del protocolo de actuación que debemos seguir en caso de producirse un accidente de tráfico.

  • Proteger. Señalizar el espacio donde ha tenido lugar el siniestro, de tal forma, que sea visible para el resto de conductores.
  • Avisar. Contactar con los servicios de emergencia (llamando al 112) y darles la información necesaria para llegar al lugar del accidente, así como explicar el estado de las víctimas.
  • Socorrer. Asistir a los heridos, es muy importante hacerlo a tiempo para evitar el fallecimiento de los accidentados.

Claves para actuar frente a un accidente de tráfico

Lo más importante es comprobar si las víctimas mantienen las funciones vitales. Por este motivo, hay que fijarse si la respiración es normal.

También es importante ver si está consciente y comprobar las heridas que sufre la víctima. Valorar la gravedad de las lesiones.

Casos que podemos encontrarnos:

El herido no respira correctamente y está inconsciente.

En este caso, habría que tumbarle en el suelo sobre su espalda. A continuación, hacer la maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP). Para ello, colocar la parte de la palma de la mano más cercana a la muñeca en el centro del pecho, en la mitad inferior del esternón, y entrelazarlas.

Esta maniobra consiste en 30 compresiones en el pecho de la víctima (100 veces por minuto) y seguidamente 2 respiraciones boca a boca, elevando la barbilla del herido y tapando la nariz con los dedos, con la cabeza del accidentado inclinada ligeramente hacia atrás. Además, hay que realizar esta maniobra hasta que llegue la asistencia médica.

El herido respira correctamente, pero está inconsciente

Habría que colocar a la víctima en el suelo y en la posición de recuperación. Seguidamente, comprobar que respira y si no es así, realizar la maniobra RCP.

Víctima con abundante hemorragia

Si el herido está sangrando mucho, tumbarle con la espalda en el suelo y colocar la extremidad en cuestión hacia arriba. Es importante presionar la arteria que lleva sangre a la herida. Para detener la hemorragia, se puede presionar directamente sobre la herida con un pañuelo.

 Información a tener en cuenta en caso de accidente

  • No dejar sola a la víctima e intentar mantener una conversación. Tiene que tranquilizarse.
  • Por otra parte, no se puede sacar al herido del vehículo, únicamente si su vida corre peligro (incendio o parada cardiorrespiratoria).
  • No quitarle el casco a un motorista, sólo en caso de no respirar o vomitar.
  • Teniendo en cuenta este protocolo de actuación, evitaremos gran número de muertes en carretera

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por todos los enlaces:

Endurecimiento del Código Penal en los accidentes de tráfico

Un buen mantenimiento del vehículo evitaría accidentes

Los accidentes al volante más frecuentes

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×