Con lo que está subiendo el coste de la vida, cada vez parece más complicado llegar a fin de mes. Sin embargo, muchos se plantean comprar un coche pero ¿compensa? Con el precio al que se está poniendo la gasolina, ¿no será mejor ir en transporte público o buscar otras opciones? Según leemos en El Mundo, los gastos del coche suponen un 18% del presupuesto de un hogar medio. Sólo si hacemos un uso de más de 1.000 kilómetros al mes, compensa tener coche propio.

Como propuesta, el coche compartido. Es una opción cada vez más elegida, ya que supone una serie de ventajas: se eliminan los costes iniciales, el seguro, los impuestos… “Tener coche propio cuesta entre 5.000 y 7.000 euros al año entre gasolina, aparcamiento, mantenimiento, seguro, depreciación, limpieza e impuestos de circulación”, aseguran desde Respiro, una de estas compañías de lo que se ha dado a conocer como ‘car sharing’.

En total, solo en Madrid hay unas 500 empresas de coche compartido. Y creciendo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×