Cómo vencer el calor con el aire acondicionado

Conducir con calor: cuidado con el climatizador

Estamos en plena ola de calor. Cualquiera que haya pisado tierras españolas estos días lo sabe. Por eso, la mayoría de los conductores, nada más subirse al coche, enciende el aire acondicionado a tope. Pero no puede ser de cualquier forma.

Parece que no se hablara de otra cosa más que del calor que hace. Tanto es así, que las altas temperaturas tienen copados los periódicos. Y como el verano y su cambio térmico también afecta a la conducción, la revista AutoBild ha elaborado un listado sobre los errores que no se deben cometer con el aire acondicionado.

Y es que si cuando subes al coche lo primero que haces en encender el aire a la máxima potencia y enfocarlo a tu cara, ya estás cometiendo el primer error.

1. Ventila el vehículo para sacar el calor

Cuando abrimos la puerta del coche en estas fechas, es común que una bofetada de calor no de en la cara. Especialmente si ha estado aparcado al sol. Por eso, lo más importante, nada más abrir, es ventilar. Así, llevar las ventanillas bajadas al iniciar la marcha es mejor que encender el aire desde el primer momento.

Una vez el coche haya alcanzado la temperatura buscada, podremos seleccionar que el aire entre de fuera. No sólo estaremos acelerando el proceso de enfriamiento, sino que además ahorraremos energía.

2. Deja que el sistema se active

La puesta en marcha del climatizador del coche necesita un arranque a poca velocidad. Por eso, desde AutoBild recomiendan aprovechar para activar el ventilador a bajas revoluciones durante tres o cuatro minutos, mientras ventilas el vehículo.

Una vez que el aire salga fresco, será momento para incrementar la fuerza del ventilador para que la temperatura deseada se alcance lo antes posible. Esa temperatura, además, debe estar entre los 22 y los 24 grados. Ni más ni menos.

3. No lo enfoques a la cara

Las rejillas del aire deben estar dirigidas al medio. Y es que el aire frío pesa más que el caliente, por lo que es el modo de generar corriente de aire por convección.

Así evitaremos los molestos resfriados estivales, tan típicos de la época de calor por los cambios bruscos de temperatura.

4. Humedad relativa

Los climatizadores suelen resecar el ambiente del habitáculo. Es por eso que los sistemas actuales indican la franja de humedad relativa. Esta debe estar entre el 40 y el 70%.

5. Mantenimiento del aire acondicionado

El aire que entra en el habitáculo pasar por el radiador del coche. Por eso, de vez en cuando, hay que revisarlo. BAstará con levantar el capó, limpiarlo si está accesible y eliminar posibles obstrucciones, como insectos o suciedad.

Cuando se dan esas situaciones, el aire se ve afectado negativamente. Por eso, lo más conveniente es usar agua tibia, para después abrirlo y comprobar el nivel de líquido refrigerante. A continuación, será momento de revisar los conductor, manguetas y correas.

El sistema de refrigeración del coche debe revisarse en taller periódicamente porque el líquido puede perder sus características.

Si esta información te ha resultado útil, te sugerimos que sigas navegando por los siguientes enlaces:

Las multas del verano

2.000 conductores han dado positivo en alcohol o drogas

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×