Las auténticas procesiones de Semana Santa no sólo tienen lugar en las más emblemáticas ciudades españolas. Las protagonistas también de estas fechas son las carreteras que se convierten en hervideros de tráfico que pueden desesperar al conductor más paciente. Para primar la seguridad ante todo y hacer de estas tensas situaciones momentos más divertidos, proponemos una serie de consejos.

Se tratan de días de descanso, vacaciones por lo que para empezar con buen pie, no nos atemos a horarios y seamos comprensivos por la gran concentración de tráfico que se junta en estos días concretos. Haciendo caso a la recomendación que ha hecho extensiva en esta ocasión la Dirección General de Tráfico (DGT), prepararemos para la ocasión un buen surtido de canciones para que toda la familia esté entretenida y animada en todo momento.

Del mismo modo y aunque pueda parecer una labor más difícil, si estamos ante estas molestas situaciones, es bueno pensar y compartir en alto con la familia los planes que se pretenden hacer durante estos días. Elaborar un planning y comentar las ilusiones e intereses que se tienen puestos para los días de descanso, relajará y quitará tensiones cuando el tráfico no fluya precisamente ligero.

El poder de la imaginación

Apostar siempre por la imaginación, utilizando juegos, canciones y adivinanzas que harán que los más pequeños estén distraídos y no se conviertan en un foco más de nervios para los impacientes conductores. Un buen ambiente en el interior del vehículo facilita y mejora una correcta conducción.

Y lo que es más importante no perder los nervios en ningún momento para no crear un efecto contagio en los niños. Parando y estirando las piernas como recomendable cada dos horas para jugar y tomar un poco de aire fresco que renueve el humor y nos haga estar más despejados en la conducción. Con esta batería de indicaciones toca ser fuertes y pacientes para disfrutar de una recompensa convertida en grandes días de vacaciones.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×