Si por lo general se encuentran más en la palestra los ‘gorrillas‘ o aparcacoches ilegales es porque han protagonizado episodios de escándalo o de vandalismo ante la negativa de recibir compensación económica por sus improvisados servicios. Sin embargo un curioso episodio en Sevilla nos ha mostrado la cara más amable de estas personas.

Los hechos ocurridos tuvieron lugar a la salida de un centro comercial de la capital andaluza, en donde un coche de alta gama con una mujer en su interior esperaba a que su marido terminase unas compras. Aprovechando los escasos minutos de soledad, un delincuente amenazó a la mujer con herirla si intentaba arrancar el motor, para él proceder al robo del coche. Sin embargo poco podía sospechar el ladrón que dos ‘gorrillas’ que estaban en los aparcamientos frustrarían su intento al reducirle uno de ellos, mientras el otro llamaba a la policía.

Una situación que quedó por fortuna en un susto, gracias a la rápida actuación de estos aparcacoches ilegales.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×