Las multas de la ORA (Ordenanza Reguladora de Aparcamiento) están muy bien controladas y así ha quedado demostrado en estas semanas cuando en concreto en Orense, hubo algunos intentos por parte de usuarios de intentar esquivar las correspondientes multas por los retrasos puntuales en mover el coche de la zona.

La táctica empleada se llevaba a cabo por medio de la vía de la anulación de denuncias, es decir, con el pago (hasta con varios días de retraso) de los dos euros previstos para resolver retrasos puntuales de no más de media hora. Esto pronto se descubrió y por supuesto no coló. Por ello y para no señalar con el dedo se ha instalado recientemente en las máquinas expendedoras de los tickets de la ORA, unos largos escritos en los que da a conocer esta maniobra reciente y se advierte de que sólo en casos muy puntuales se puede evitar la denuncia y la multa por medio de ese pago de dos euros.

 

Dicha cantidad de dos euros pretendía ser el último recurso antes de tener que hacer frente a las multas de 80 ó 60 euros que se desprenden de haber superado el tiempo pagado y establecido por los parquímetros en un estacionamiento en la calle.

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×