A partir de ahora cuando vayamos por la calle y tan tranquilos nos pongamos a pasear sin preocupación por el carril bici creyendo que no pasará nadie o que no pasa nada por hacer esto, nos lo tendremos que pensar varias veces, porque hacer esto nos puede salir caro.

Y es que en Alicante la Policía Local ha comenzado a poner multas de hasta 40 euros, -la mitad si se abona en periodo de prontopago-, a todos aquellos peatones que crucen un carril bici por un lugar no autorizado, o simplemente a todos aquéllos que caminen o permanezcan en el interior de una vía ciclista, sin ningún motivo aparente. A través de esta actualización de las sanciones de tráfico realizada por el Ayuntamiento de Alicante y con posible generalización al panorama nacional, se pretende proteger e incluso dar prioridad a los ciclistas frente a los peatones cuando estos últimos violen las zonas que les amparan.

Del mismo modo y para ser justos, en caso inverso, si las bicicletas no respetan la prioridad del peatón cuando cruza por las áreas delimitadas para ello, se tendrá que enfrentar a una sanción superior, de hasta 90 euros. Sin embargo este no es el único límite que puede suponer multa para los ciclistas, debido a que si estacionan la bicicleta en una zona en la que se perjudique el paso también recibirán multa de 90 euros y si la amarran en lugares prohibidos está será de 40. Asimismo, las cifras se disparan a 200 euros si se cometen infracciones graves como la de conducir con temeridad al poder provocar con esta acción graves perjuicios para la población.

De esta manera se establecen unos límites para que tanto peatones como ciclistas respeten sus espacios y así no surjan problemas.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×