En plena campaña motivada por parte de la Dirección General de Tráfico (DGT) del uso de cinturones de seguridad y de sistemas adecuados de retención para niños, algunos conductores de Vitoria parecen no haberse enterado o que han ignorado tales medidas. Esto se ha saldado con 25 multas en menos de una semana y la impotencia de la propia DGT, al ver como la gente pierde miedo a los castigos y respeto a las normas.

Los conductores sancionados por la Policía Local no contaban en muchos casos con el cinturón de seguridad o bien no llevaban el adecuado sistema de retención para los menores, lo cuál desprotegía a estos en caso de accidente. Asimismo, el número de multas no sólo incurría en estos motivos, sino también en distracciones provocadas por usar móviles mientras conducían o cascos de música.

La campaña para promover el uso del cinturón de seguridad de manera general y no en determinadas ocasiones, termina el próximo 16 de septiembre y lo que preocupa a Tráfico es que si se establece un dispositivo especial de seguridad para ese aspecto en la conducción unos días concretos y se continúa desobedeciendo, ¿qué no se hará sin campaña en vigor?