Para terminar con el problema de concentración de gases y de ‘boinas’ en la atmósfera de las grandes ciudades, el Gobierno se plantea cambiar el impuesto de circulación para que los coches que más contaminen sean los que paguen más. Una medida que de ser aprobada favorecería que los coches más viejos tiendan a desaparecer al ser los más contaminantes.

El proyecto que podrá recibir alegaciones hasta el próximo 10 de marzo, prioriza los criterios ambientales y regiría la cantidad a pagar según el grado de contaminación que despida nuestro vehículo. Esto convierte a los más antiguos en las principales víctimas, dado que son los que contaminan más.

Entre las claves a destacar que encontramos de esta modificación del impuesto de circulación incluida en la web del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, destacan la inclusión de pegatinas de colores para determinar los niveles de contaminación de un vehículo. Se plantean seis categorías y los coches más contaminantes tendrán el acceso restringido en 2015. Del mismo modo, se baraja la posibilidad de reducir la velocidad de circulación en la entrada de las ciudades para lograr que la calidad del aire se mantenga.

Una forma de recaudar amparada en la máxima ‘el que contamina paga’ que afectará más a los Diesel que a los vehículos de Gasolina y que apostará por preservar la pureza del aire en función de la antigüedad.

¿Qué opináis vosotros? ¿creéis que es una medida justa? ¡Votadlo en nuestra encuesta! Vuestra opinión nos interesa mucho.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×