Uno de los grandes sectores afectados por la crisis es sin duda el de la automoción. Los coches españoles son viejos pero como la economía está como está pocos se atreven a cambiarlo y prefieren hacerle los arreglos necesarios para que sigan tirando mientras puedan.

Por eso, una de las principales reclamaciones de los vendedores y fabricantes de vehículos ha sido que se den ayudas a la compra de coche que vayan más allá de lo que ya ofrecen ellos con descuentos casi increíbles. El ministro de Interior parece que ha decidido escuchar un poco y ha anunciado que está pensando en medidas para promover la venta de coches y por tanto la renovación del parque español.

“Es preciso promover acuerdos, en este caso con el Ministerio de Industria, que permitan una reducción impositiva de la adquisición de vehículos nuevos“, ha asegurado Jorge Fernández Díaz.

Según leemos en Europa Press, nuestro parque automovilístico es uno de los más antiguos de Europa: el 44% de los coches tiene más de 10 años.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×