Más medidas un tanto polémicas que está planteando el Gobierno y de las que nos volvemos a hacer eco. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente está pensando en revisar la Ley de Calidad del Aire de 2007 para que el impuesto de matriculación no grave a los coches que más CO2 (dióxido de carbono) emiten, sino a los que también emiten más NO2 (dióxido de nitrógeno) y partículas en suspensión.

Esta nueva Ley, que podría aprobarse “en unos meses” tiene una finalidad “medioambiental y no recaudatoria, pero tendrá efectos recaudatorios“, ha asegurado el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, según leemos en El Mundo.

“Una medida que no va en línea con lo que el sector necesita”

La patronal de fabricantes de coches no está tan de acuerdo con esta medida, ya que consideran que tienen demasiados impuestos (hasta 9), y teniendo en cuenta la situación actual sería una forma de ahogar el sector del automóvil. Anfac cree que aumentar los impuestos a los coches, sobre todo a los diésel, “no va en línea con lo que el sector necesita”.

La asociación de vendedores de vehículos tampoco se ha mostrado de acuerdo con esta medida. “Si se quiere mejorar en términos de contaminación y reducir las emisiones hay que retirar los vehículos que más contaminan“, ha advertido Ganvam.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×