Ante una situación como la que vivimos, el Gobierno tiene entre sus planes los rescates a sociedades que no puedan soportar más la crisis y acaben por quebrar. Es lo que puede pasar con las autopistas. Según hemos leído en Europa Press, el ministerio de Fomento podría quedarse con algunas autopistas en riesgo de quiebra.

Serían aquellas que en “un máximo de seis meses” no logren reequilibrarse. Para que ello suceda, el departamento que dirige Ana Pastor tiene una serie de medidas a las que los entes que gestionan las carreteras habrán de atenerse, tales como la ampliación de los periodos de explotación de la vía que se otorga a las empresas concesionarias, fomentar las fusiones entre autopistas y la concesión de créditos participativos.

Son nueve las autopistas en riesgo de quiebra: las radiales de Madrid y la que conecta el aeropuerto de Barajas con la ciudad, la de Madrid-Toledo y la de Cartagena-Vera, según leemos en la web de la agencia.

En primer lugar, se intentará que salgan adelante con las medidas propuestas pero en caso de que no lo logren en un plazo de seis meses, el Gobierno intervendrá.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×