No se puede regalar el uso de infraestructuras de gran capacidad, sino es imposible que el sistema funcione”. Con estas declaraciones, el presidente de Abertis, Salvador Alemany, ha querido dejar bien claro que el futuro de nuestras autopistas pasa por el pago.

Alemany cree que en los últimos años ha habido “errores” en la gestión y mantenimiento de las autopistas y las carreteras (vías alternativas gratuitas cerca de autopistas de peaje, peajes sombra…). “Estos conceptos afortunadamente ya se han acabado en España”, así que queda la vía libre para empezar a cobrar por el uso de las autopistas. De hecho, el directivo de Abertis considera que a finales de 2020 todas las autopistas españolas serán de pago y que la llegada de ese modelo es “inevitable”.

Además, ha instado a que la inversión en autopistas se haga por medio de una colaboración entre el ámbito privado y el público, ya que la Administración “no puede mantener” el nivel de inversión que ha realizado hasta ahora.

En definitiva, todo privatizado, y con un pago obligatorio por parte de los usuarios. ¿Se corresponderá la calidad de las vías con lo que los conductores tendrán que pagar o acabaremos viendo a cada vez más usuarios que se nieguen a pagar?

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×