El método para evadir multas ante un robo de coche

Aunque parezca un hecho que puede suceder aisladamente, nos llegan a menudo casos de conductores que han visto como su vehículo les era robado y posteriormente les toca pagar las multas de tráfico que se están cometiendo en su nombre. Situaciones que cuentan con una drástica solución que se tiene que llevar a cabo desde el principio.

Con cero miramiento por la velocidad, los límites, los aparcamientos y radares actúan los ladrones de coches. Su acción y ocultamiento les protege para no tener que hacer frente a todo este elenco de sanciones, mientras la víctima incrédula asiste a una serie de notificaciones que en su nombre se han estado comentiendo. Esto es habitual pero tiene una solución que pasa siempre por ser más rápidos y no dejar que el tiempo pase en vano.

Ante un robo de un vehículo lo primero e indispensable que se tiene que hacer es denunciar. Cuando hemos hecho el pertinente trámite en la comisaría encontraremos ya el respaldo y cierta seguridad a lo que nos ha acontecido. Esto impedirá que en caso de que nos lleguen denuncias ante las infracciones cometidas con nuestro vehículo por el ladrón, carezcamos de responsabilidad a los ojos de Tráfico y de los agentes que estarán al tanto de la delicada situación.

Contra los delitos que cuestan multas

Casos similares se han hecho públicos en donde incluso se duplicaban las matrículas y era entonces más complicado la demostración de que no se era la persona infractora. Pero por complejo que parezca el caso, la solución siempre comienza en la misma vía: denunciar en una comisaria los hechos para que los agentes se pongan en antecedentes y sea más sencillo demostrar posteriormente nuestra inocencia ante lo que pueda llegar.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×