Ante el incremento de infracciones por saltarse semáforos en rojo, de manera concreta en la Avenida de Santander, uno de los puntos más conflictivos de la ciudad de Oviedo, se ha instalado reciéntemente un nuevo fotorrojo para amenazar mediante multas a los conductores infractores.

Contra la infracción grave de saltarse semáforos en rojo, se ha puesto un remedio drástico en Oviedo. La instalación de un radar portátil, denominado ‘fotorrojo‘ en la conocida Avenida Santader, estará presente para intimidar a los infractores, permaneciendo en el mismo lugar hasta que se logre experimentar una considerable reducción del número de vehículos que se saltan a la ligera este semáforo en rojo.

El nuevo radar que comenzó a operar hace unas semanas, cuenta con una señal de tráfico que advierte con antelación a los conductores que no están ante un semáforo usual. Éste velará mediante su dispositivo de control instalado, para que los conductores tengan más respeto por los colores y por lo que significa cada uno de ellos en la circulación.

De esta manera se garantiza que aquellos conductores que no cumplen las normas, reciban las correspondientes multas de tráfico. Para ello, el fotorrojo utiliza un mecanismo infalible que en caso de que alguien no respete el semáforo, éste toma cuatro fotos y almacena los datos del vehículo para que la Policía Local proceda a la tramitación de la sanción. El radar está regulado para que empiece a fotografiar vehículos a partir de dos segundos desde que el semáforo cambia a rojo y las multas por saltárselo ascienden a 150 euros con la consiguiente pérdida de cuatro puntos del carnet de conducir.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Su navegador está desactualizado

Actualice su navegador para ver este sitio correctamenteActualizar mi navegador ahora

×